Madres de Abril: Gobierno incapacitado para administrar justicia

Compartir:

Nadie puede investigarse así mismo, nos dice la lógica, pero eso parece no aplicarse al sistema de justicia en Nicaragua. Por ello, las madres organizadas en la Asociación Madres de Abril, AMA, en un pronunciamiento, rechazaron la propuesta presentada por el régimen Ortega Murillo sobre la justicia.

Margarita Mendoza, carga la foto de su hijo Javier Alexander Munguía Mendoza, desaparecido el ocho de mayo de 2018 y aparecido en la morgue del Instituto de Medicina Legal el 18 de mayo, enfáticamente afirma que no van a permitir que el régimen diga que van hacer justicia, cuando fueron los responsables de la muerte de sus hijos.

En el comunicado presentado hoy a la prensa nacional, las Madres de Abril aseguran que no avalarán ningún acuerdo de amnistía que pueda llevar a la impunidad, al contrario, exigen se les garantice el derecho a saber, a la justicia, a la reparación, a la no repetición.  

Alzar la voz, para que las y los jóvenes no queden en el olvido   

                    

Gerard José Vásquez Flores, asesinado en la iglesia Divina Misericordia durante los ataques de la policía y paramilitares a la UNAN-Managua, no aparece en los listados oficiales. “Mi hijo no sale reflejado en la Comisión de Porras, en los otros casos ellos ponen que fue una bala perdida, pleitos, diferentes versiones, pero la verdadera versión es que fue un asesinato atroz que hicieron con todos los jóvenes. Rechazamos ese informe y vamos hacer presión para que regrese el MESENI”, denuncia Susana López.  

"No vamos a permitir que nuestros hijos queden en el olvido", agrega, refiriéndose a que la Comisión de la Verdad, Justicia y Paz, integrada por diputados orteguitas, únicamente reconocen a 198 asesinados, todos pertenecientes al Frente Sandinista y policías.

“…dicen que fue un golpe de Estado, por favor, cuál golpe de Estado, si lo jóvenes estaban rechazando lo del INSS, los jóvenes despertaron al pueblo nicaragüense que estaba dormido”, Susana López.

Susana también denunció que en la UNAN rechazan que Gerald Vásquez haya sido estudiante. “Mi hijo cursaba el tercer año en la UNAN–Managua, tercer año y con mucho orgullo, de la carrera de Ingeniería Civil, que ellos digan que no existía, claro que existía, porque eso es lo que ellos quieren, borrar evidencias, cuando lamentablemente Nicaragua entera vio como ahí se vio la saña, el odio contra la juventud, donde fue atacada la iglesia Divina Misericordia”.    

Madres y familiares también denunciaron el constante acoso que viven de parte de la policía. "No podemos ni salir tranquilas, porque está el temor de que la policía en cualquier lugar, nos va a detener y sin ninguna razón”. Un padre hizo hincapié en que las personas que asesinaron a sus hijos no están detenidas, en ningún caso.

“...nosotras somos las víctimas directas, no necesitamos intermediarios, porque las del dolor y el luto somos nosotras, nadie va a sentir más que nosotras que parimos a esos chavalos", Lizeth Dávila.

Exigieron el regreso de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y la ampliación del mandato al Grupo de Expertos Independientes, GIEI para la investigación y asesinatos cometidos a partir del primero de junio.

Justicia, justicia, justicia, ¡sin impunidad! Con ese grito cerraron la conferencia de prensa.

Madres de Abril: Gobierno incapacitado para administrar justicia

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa