ONU rechaza represión y demanda voluntad del régimen

Compartir:

La mañana de este jueves 21 de marzo, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó una resolución condenando los actos de represión del régimen Ortega- Murillo contra la ciudadanía nicaragüense.

Con 23 votos a favor, 21 abstenciones y sólo tres votos en contra, fue aprobada la resolución denominada "Promoción y protección de los derechos humanos en Nicaragua". Con esta resolución el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas mostró su preocupación por la constante represión ejercida por la dictadura que encabezan Daniel Ortega y Rosario Murillo, las cuales representan flagrantes y contundentes violaciones a los derechos humanos de las y los nicaragüenses.

El documento, resultado de las demandas tras consultas a miembros de la Articulación de Movimientos Sociales y Organizaciones de Sociedad Civil de Nicaragua, la Unidad Nacional Azul y Blanco, justifica su razón de ser dado las “restricciones al espacio cívico y las expresiones de disensión en Nicaragua, incluido el cierre de medios de comunicación independientes y la cancelación del registro de varias organizaciones de la sociedad civil”.

Además, se hizo un llamado a las partes negociadoras a retomar la Mesa de Negociación, se considera que el diálogo debe ser un proceso “amplio, creíble, representativo, inclusivo y transparente”. Según la resolución, dicho proceso debe ser apoyado por la comunidad internacional para garantizar una salida pacífica y democrática a una crisis agravada desde abril de 2018.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU llamó al régimen a cooperar con las distintas instancias y mecanismos de la Naciones Unidad que velan por la promoción y cumplimiento de los Derechos Humanos, incluyendo la facilitación de visitas de las distintas misiones a Nicaragua y evitar todo acto de intimidación o represalia.

La instancia solicitó a la Alta Comisionada de Derechos Humanos Michelle Bachelet, redacte un informe actualizado de las violaciones de los derechos humanos en Nicaragua, a ser compartido en las próximas sesiones del Consejo Permanente de Derechos Humanos.

Régimen temeroso de sanciones, ofrece libración de presas y presos políticos

Por su parte, representantes del régimen, en un intento por esquivar los rechazos y sanciones de la comunidad internacional, comparecieron ayer 20 de marzo junto a representantes de la “Alianza Cívica” y del nuncio católico Waldemar Stanilaw informando que se comprometen la liberación de todas y todos los presos políticos en un plazo no mayor a 90 días. Entre otras promesas, la representación del régimen también habló de reformas electorales, manifestó Luis Ángel Rosadilla, de la Organización de Estados Americanos (OEA), quien participa como garante de las negociaciones.

El Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, manifestó al periodismo que los acuerdos alcanzados se resumen básicamente en dos puntos:

1. Invitar a secretaría general de la OEA para realizar las reformas electorales.

2. Invitación a la Cruz Roja Internacional para coordinar la liberación de las y los presos políticos en un plazo máximo de 90 días.

"Ese compromiso es lo que hizo que volviéramos a la mesa para hacer realidad nuestros puntos de agenda", concluyó Aguerri.

Se conoció que la mesa de negociación estancada hasta este miércoles, sería retomada nuevamente hoy jueves 21 de marzo como resultado del anuncio de la posible liberación de presas y presos políticos.

 

ONU rechaza represión y demanda voluntad del régimen

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa