Policía no muestra la “buena voluntad” de la dictadura Ortega-Murillo

Compartir:

La Policía Orteguista mantiene la prohibición de realizar marchas y manifestaciones públicas, un derecho estipulado en la Constitución Política de Nicaragua.

“Ante falsas noticias y convocatorias que se publican continuamente en redes sociales, la Policía Nacional en cumplimiento de su misión constitucional y la Ley 872 de la Policía Nacional, no autoriza ninguna actividad que genere intranquilidad a las familias nicaragüenses”, señala el comunicado de la Policía.

Para la Policía Orteguista, quien continúa utilizando la narrativa de la dictadura Ortega-Murillo,  “esas convocatorias y falsas noticias constituyen la continuidad de provocaciones y crímenes terroristas y golpistas, que sembraron en Nicaragua, luto, aflicción, dolor, y han dejado tantas pérdidas de vidas, de bienes públicos y privados, y graves afectaciones a la economía Nacional”.

El comunicado de la Policía se produce un día después que la Unidad Nacional Azul y Blanco, convocara a una marcha nacional, este sábado 16 de marzo, a partir de las dos de la tarde.  En la edición de este viernes 15 de marzo, Azahálea Solís, integrante de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) dejó claro que no solicitarán permiso para marchar.  

La Policía amenazó con “establecer responsabilidades y cargos contra quienes pretendan alterar la paz y la convivencia”.

Si la dictadura Ortega-Murillo, quiere mostrar voluntad política para resolver la crisis socio-política de Nicaragua, “lo lógico es que este 16 de marzo podamos marchar en Managua y en cualquier parte del país, sin ningún hostigamiento, sin ningún asedio, sin presos políticos, sin muertos, sin nadie encarcelado”.

La marcha de este 16 de marzo será un test de la buena voluntad del régimen Ortega-Murillo. “Mañana la ciudadanía nicaragüense se va a movilizar, exigiendo la liberación absoluta de todos los presos políticos. Ortega tiene que mostrar voluntad política. No puede haber represión a esa marcha, no puede haber represión contra la ciudadanía nicaragüense. La voluntad política no es que saque a los que él quiera, cómo a él le dé la gana. La voluntad política es que cese la represión, que todas las personas puedan regresar a sus hogares absolutamente libres”.    

Antonia Urrejola, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dijo en su cuenta de Twitter que “la excarcelación de 50 presos políticos es un paso. Como lo fue aquellos excarcelados hace algunas semanas. Pero no hay que olvidar que quedan muchos  más que debieran estar libres y que siguen detenidos arbitraria e injustamente”.   

Policía no muestra la “buena voluntad” de la dictadura Ortega-Murillo

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa