Sanciones europeas contra el régimen de Ortega

Compartir:

Desde el Congreso de los diputados de España, Ramón Jáuregui, presidente de la delegación de la Eurocámara que visitó Nicaragua en enero pasado, se reunión con la comunidad nicaragüense en Madrid, para conversar de la resolución del Parlamento Europeo aprobada el 14 de marzo de 2019, en la cual se establecen sanciones específicas contra Daniel Ortega, Rosario Murillo y sus aliados que participaron en la represión que vive la ciudadanía desde el 18 de abril y, acerca de los resultados de la visita a Nicaragua, cargada de muchas emociones.

En la resolución lamentan la expulsión de los organismos internacionales por lo que solicitan su retorno; piden al gobierno de Nicaragua como señal buena voluntad y que la Alianza Cívica ha pedido como gesto favorable, el diálogo, la liberación inmediata e incondicional de presos y presas políticas; cese inmediato de todas las formas de represión contra la ciudadanía; cesar del acoso y la intimidación, el espionaje y la persecución a quienes disienten del poder, así como la eliminación de todas las restricciones a las libertades democráticas.

En el texto, la resolución expresa se restituya la personalidad jurídica y los bienes de las organizaciones de derechos humanos, se cancelen los juicios contra las y los presos políticos, garantías relativas a su integridad física y moral, su privacidad y el respeto a las garantías procesales; y que regresen al país los más 50 mil exiliados, incluidos periodistas. Se demanda demás, el desarme de los paramilitares y que dejen de circular en las calles para meter miedo a la población.

Entre las sanciones y restricciones que se aprobó el jueves 14, está es el embargo de la venta de material represivo al gobierno de Nicaragua, aunque no existe mucho comercio de armas entre Europa y Nicaragua. Solicitan al Servicio Europeo de Acción Exterior y los Estados miembros implementar “sin dañar a la población doméstica, un proceso escalonado de sanciones específicas e individuales, como la prohibición de visas y la congelación de bienes y activos dentro de Europa, contra el Gobierno de Nicaragua y las personas responsables de violaciones de derechos humanos, conforme a las conclusiones del 21 de enero”, dice el texto.

Jáuregui detalla que “pueden ser desde el responsable sanitario que no atendió a los heridos en una manifestación hasta quienes han dirigido la represión, hasta los máximos representantes del gobierno”. Las propuestas deben ir acompañadas de exposiciones de motivos precisas, actualizadas y defendibles. Se debe de ir acumulando información sobre los bienes para que cuando la Unión Europea aplique sanciones, tenga la información a mano, de qué y quiénes son.

El tercer nivel de las sanciones, se refiere a que, si no se observa y se restablezca plenamente el respeto absoluto a los derechos humanos y las libertades fundamentales, tal y como se solicita en el diálogo, insta a que se active la cláusula democrática del Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y América Central, de la que Nicaragua es signataria, suspendiendo la participación del país.

El europarlamentario añadió que dicha acción nunca se ha aplicado a ningún país, es la primera vez que el Parlamento Europeo aprueba este tipo de resoluciones. Solicita a la Unión Europea que siga de cerca las negociaciones para determinar si aplicar o no las sanciones. A su vez, pide a la Alta representante de la Unión Europea de Exteriores que si el diálogo avanza, la Eurocámara puede aportar su experiencia democrática (ley electoral, observación internaciones, mecanismos legales para que el Estado pueda ser calificado como un estado de derecho).

Sobre el regreso de la Alianza Cívica a la mesa de negociaciones, el diputado europeo cree que se va a cumplir la promesa de liberar a 120 presos y presas políticas, “esta era la promesa que el gobierno había hecho a la oposición". Cree que esto se cumplirá. "Le pedían al gobierno liberación, el gobierno decía vuelvan y habrán gestos y ellos decían no volvemos si no hay gestos y el final en esas conversaciones que se han tenido paralelamente al parecer en la Nunciatura, ha sido que conforme vuelvan a la negociación se van a liberar 120 presos”.

Jáuregui detalló que nunca creyeron la versión del golpe de estado y del terrorismo, lo que se produjo, a su criterio, fue la quiebra de los principios democráticos de libertad y de estado de derecho, “aquí hay por el contrario, una Nicaragua que quiere libertad y que a raíz de unos acontecimientos puntuales que fue la ley de la Seguridad Social hay una Nicaragua nueva que ha salido a las calles, un país que está reclamando libertad … el sistema de libertades como reunirse, formar partidos políticos, salir a las calles, convocar a manifestaciones está restringido, es así que cerca de un millar de personas estaban en la cárcel y enfrentaban procesos judiciales sin garantías procesales mínimas por delitos que tenían que ver con el ejercicio de sus libertades, no por ninguna operación de golpe de estado", manifestó.

El aurodiputado abogó por una salida que pasa por un diálogo político serio y verdadero, que tiene que tener alguna perspectiva, porque si se desconocen los pasos que se han dado en torno a la negociación y si se considera falso, peligra que el gobierno considere que no hay ningún reconocimiento a sus gestos, aunque puedan resultar falsos o tácticos, se ha empezado a producir no se había producido hace días, dijo el euro diputado. “Yo sé que hay personas que piensan que esto todo es un engaño que no hay nada que hacer; si esa fuera la conclusión, quienes dicen eso tienen que decir cuál es la salda”.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa