Alianza Cívica lista para negociar con la dictadura Ortega-Murillo

Compartir:

El equipo negociador de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) anunció en su sitio web que están preparados para la sesión inicial de la negoción con la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, prevista para este miércoles 27 de febrero de 2019.

La ACJD reafirmó su agenda de negociación: Liberación de los presos políticos y el restablecimiento de las libertades, derechos y garantías, establecidos por la Constitución Política. Así como reformas electorales que garanticen unas elecciones justas, libres y transparentes; y Justicia para el pueblo de Nicaragua.

La Alianza no menciona si demandarán el adelanto de las elecciones, como lo ha demandado la mayoría de la población nicaragüense.

“Muchas de las interrogantes que tenemos los nicaragüenses se irán resolviendo conforme acordemos la metodología y los tiempos de la negociación. Confiamos que estamos a las puertas de iniciar una negociación incluyente, seria, franca e informada. En la sesión de mañana tenemos como objetivo dejar claras las reglas de negociación”, indicó.

El equipo negociador de la ACJD está integrado por Juan Sebastián Chamorro, Carlos Tünnerman, Max Jerez, José Adán Aguerrí, Mario Arana y José Pallais. Como suplentes figuran Felipe Argüello, Azahalea Solís, Valeska Valle, Michael Healy, Diego Vargas y Ernesto Medina. El equipo de “asesores” está integrado por Alejandra Centeno, Justina Orozco, Ángel Rocha, Daysi George, Claudia Neira y Álvaro Vargas.

 

La ruta de la dictadura Ortega-Murillo

 

Desde la posición de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo se trata de abrir una nueva ruta de negociación, sin multitudes ni medios de comunicación, para consolidar la paz y que el país se pueda recuperar, de lo que ellos llaman, “los efectos del intento de Golpe de Estado”. 

En un comunicado emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua, el pasado 15 de febrero de 2019, luego de un intercambio con una misión de la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA), el orteguismo dejó entrever lo que está dispuesto a ceder en la mesa de negociación, reformas electorales para las  elecciones presidenciales de 2021.

La OEA emitió un comunicado informando del encuentro con el “Gobierno de Nicaragua”. La Secretaría General de la OEA planteó la liberación de los presos políticos y la necesidad de contar con avances en el proceso político electoral. Al respecto, la dictadura les respondió que a su entender “las personas detenidas han sido objeto del debido proceso”  y anunció su “intención de fortalecer el proceso político electoral hacia 2021”.    

El 16 de febrero de 2019,  la dictadura  se reunió con un grupo de empresarios donde acordaron “la necesidad de un entendimiento para empezar una negociación, a través de un encuentro incluyente, serio y franco”. En esa reunión participaron el Cardenal Leopoldo José Brenes Solórzano y Mons. Waldemar Stanisław Sommertag, Nuncio Apostólico del Vaticano en Nicaragua, quienes junto al Obispo Rolando Álvarez, participaran como testigos en la negociación.

El 21 de febrero la dictadura reveló la fecha del inicio de las negociaciones y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia dio a conocer a su equipo negociador.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa