¿Qué pasará con Mauricio Funes?

Compartir:

El diputado Jacinto Suárez, presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional de Nicaragua, manifestó al medio digital El Economista.net que el gobierno de Daniel Ortega no entregará al expresidente Mauricio Funes, demandado por la justicia salvadoreña por varias acusaciones relacionadas a casos de corrupción.

Suárez explicó al diario La Prensa de Nicaragua, que Funes “es un refugiado político" y no hay razón para que se le pueda entregar (a El Salvador); ya tiene un estatus de asilado político (y eso) lo protege de cualquier solicitud de extradición”.

Funes se encuentra con asilo político en Nicaragua desde septiembre de 2016, junto a Ada Mitchell Guzmán (su pareja) y sus hijos, bajo el argumento de que estaba en riesgo su integridad física y la de su grupo familiar, "por luchar en pro de la democracia, la paz y la justicia".

Las declaraciones del diputado Suárez se dan después de que Nayib Bukele, electo presidente de El Salvador, dijera en campaña que solicitaría a Ortega la anulación de la condición de asilo para que sea extraditado a El Salvador y enfrente los casos de corrupción; a quien se le atribuyen cuatro casos en este momento, uno es por su presunta participación en actos de corrupción en la construcción de la presa El Chaparral; otra acusación fue girada por el Juzgado Quinto de Paz, por divulgar de manera supuestamente ilegal el Reporte de Operaciones Sospechosas (ROS) que comprometía al expresidente Francisco Flores.

También enfrenta dos órdenes de detención por dos casos de corrupción: por malversar $351 millones de Casa Presidencial y pagar sobornos al ex fiscal general Luis Martínez a cambio de inmunidad.

El mismo Mauricio Funes había expresado “es de ignorantes creer que una extradición la decide el Estado que la pide. Esa es una decisión soberana del gobierno que concede el asilo. Es Ortega y no Nayib el que debe decidir”; agregando que le tiene sin cuidado “la posición de Nayib y su próximo gobierno sobre mi asilo en Nicaragua”. 

Con lo afirmado por Suárez coincide del analista Julio Icaza Gallard, quien consultado por La Prensa, dijo que “tiene razón el señor Funes al decir que, en esta materia, quien decide es Ortega y no el presidente electo de El Salvador".  "Pero se le olvida advertir que Ortega no es eterno y que un eventual y próximo gobierno democrático en Nicaragua con toda seguridad podrá conceder su extradición”, aseveró Icaza.

 

 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa