Masiva manifestación contra Nicolás Maduro en Venezuela

Compartir:

El pueblo venezolano anocheció ayer y amaneció hoy en las calles demandando libertad. El régimen de Nicolás Maduro ha respondido con represión, igual que la dictadura de Ortega y Murillo en Nicaragua. Reportes de medios internacionales informan de cuatro personas muertas en Venezuela durante los enfrentamientos.

Luis Almagro, Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) condenó la represión de Maduro contra el pueblo de #Venezuela que hoy reclama por su libertad.

Por su parte, Erika Guevara Rosas, directora de Amnistía Internacional para las Américas, indicó en su cuenta de twitter que ha recibido múltiples reportes y denuncias de represión contra manifestantes en #Caracas. Añadió que circulan audios y videos de ráfagas de fuego, y fuerzas de seguridad aumentando presencia. “Nuevamente el régimen de @NicolasMaduro arremetiendo contra quienes protestan exigiendo derechos”, aseguró.

“La violencia es el arma del usurpador, la nuestra en cambio son las voces de millones de venezolanos que hoy nos reencontraremos en la calle, en paz por Venezuela", ha expresado Juan Guaidó, Presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela.

​                            

Previo a la movilización de este 23 de enero, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) recordó a la República de Venezuela que el ejercicio de la protesta social y la libertad de expresión son pilares fundamentales en sociedades democráticas, así como una herramienta para que las personas expresen sus demandas frente a la grave crisis política, social, y económica que afronta el país.

La CIDH tomó nota que desde el 10 enero, la crisis en Venezuela ha cobrado nuevas dimensiones. Ese día, Maduro juró un nuevo mandato luego de ser proclamado en elecciones sin las mínimas garantías para ser consideradas libres y justas, como fuera señalado por la CIDH, y declaradas carentes de legitimidad por la OEA, la Unión Europea, la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU y el Grupo de Lima.

La Asamblea Nacional de3 Venezuela se declaró en emergencia ante lo que consideró una usurpación del cargo de Presidente de la República, y realizó un llamado a la restitución del hilo constitucional. El 13 de enero, el Presidente de la Asamblea Nacional de ese país, Juan Guaidó, fue detenido y posteriormente liberado por agentes del Servicio de Inteligencia Bolivariano (SEBIN), en lo que fue calificado por funcionarios del Gobierno como un procedimiento “irregular”.

La CIDH reiteró que el Estado debe abstenerse de cualquier acción que restrinja el ejercicio de la libertad de expresión, y facilitar el ejercicio del derecho a la protesta social. La represión de la protesta social mediante el uso excesivo de la fuerza, así como el bloqueo o suspensión de sitios web, plataformas y aplicaciones de Internet pueden conllevar a graves violaciones del derecho a la vida e integridad personal y constituir serias restricciones a la libertad de asociación, el derecho a la manifestación pública y a la libertad de expresión.

La CIDH llamó al gobierno de Venezuela a garantizar que en las movilizaciones sociales que se realicen en ejercicio del derecho de reunión y manifestación pacífica, se protejan los derechos a la vida, a la integridad personal y a la libertad personal de quienes se manifiestan.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa