Policía orteguista acusa al Movimiento 19 de abril por asesinato de familia en el barrio Carlos Marx

Compartir:

El Comisionado General, Luis Alberto Pérez Olivas, Jefe de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), informó de la captura de Karla Vanessa Matus Méndez y Amílcar Antonio Cortez Báez, a quienes responsabilizó del crimen contra una familia que murió calcinada, incluyendo un niño y una niña, en el barrio Carlos Marx de Managua, el pasado 16 de junio del año 2018. Rolando Leonel Briones Arévalo, Oscar José Giovanny Jaime, David Enrique Vellorín Mayorga y Shirley Mayerling Pérez Castellón, también acusados de participar en el crimen, están prófugos, aseguró la Policía.

Según el guion de la Policía este crimen fue cometido por “delincuentes terroristas”, el cual estuvo motivado por una supuesta “sentencia de muerte” publicada el 14 de junio, en la “página oficial del Movimiento 19 de abril en contra de la familia Velásquez”, por haberse negado a apoyar el Paro Nacional. Sin embargo, la cuenta de Facebook que señala la policía no está verificada y no presentó evidencias de que se trate de la página oficial de dicho Movimiento ya que existen varios perfiles, páginas y grupos en Facebook con el nombre del Movimiento 19 de Abril.

La narrativa policial agrega que el sábado 16 de junio 2018, aproximadamente a las 06:10 am, un grupo de “delincuentes terroristas, armados con tubos lanza morteros, armas de fuego industriales, artesanales y bombas molotov violentaron las puertas, lanzaron bombas molotov al interior de la planta baja de la vivienda, donde se encontraba acumulados materiales inflamables, provocando el incendio que terminó con la vida de las seis víctimas y tres con lesionados graves”.

Las personas que murieron calcinadas fueron Oscar Manuel Velázquez, Maritza del Socorro López Muñoz, Alfredo Manuel Velázquez López, Mercedes de los Ángeles Raúdez Álvarez, Dayeli Osmary Velásquez Raúdez, de tres años y Matías Eliseo Velázquez Raúdez de cuatro meses. También resultaron con lesiones Janeth del Socorro Velásquez López, Maribel de los Ángeles Velásquez López y Francisco Javier Pavón.

Seis miembros de una familia calcinados en una vivienda de tres plantas ubicada en el barrio Carlos Marx. Sobrevivientes señalan a policías y paramilitares como los autores. HOY/WILIH NARVÁEZ

La Policía presentó un video de Francisco Javier Pavón, a quien considera testigo clave para el “esclarecimiento” del crimen. En su testimonio usa el mismo lenguaje de los seguidores de la dictadura Ortega Murillo. “Soy uno de los sobrevivientes. Quiero decir que una vez que la casa ya la habían quemado, encapuchados y tranqueros me rodearon y me dijeron que yo tenía que dar entrevistas a canal 10 o a 100% Noticias y que acusara a la Policía de que ellos habían sido quienes habían quemado la casa, obligándome a hacerlo, tuve que hacerlo por miedo a que me hicieran algo, pero honestamente no había ningún Policía en el lugar”, dijo Pavón, en un video presentado por la policía.

Otro testigo presentado por la Policía es Roger Octavio Montenegro Doñas, quien supuestamente se encargaba de recepcionar y repartir víveres en la Universidad Politécnica de Nicaragua (UPOLI) “en los tranques conocía a los ciudadanos Cara de Gato, Chibolón y Firulay, el día de los hechos, ellos se fueron a la casa de tres pisos con bombas molotov y lanzas morteros y se dan cuenta que un grupo de personas los observa, por lo que se van a la casa y la incendian”.

Policía criminaliza a Vilma Núñez y Gonzalo Carrión del Cenidh

El Jefe de la Dirección de Auxilio Judicial criminalizó a la presidenta y al director jurídico del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Vilma Núñez y Gonzalo Carrión.

“Inmediatamente después de cometido el horrendo crimen, el sujeto Gonzalo Carrión y otros miembros del CENIDH, brindaron a medios de comunicación, declaraciones falsas y sin ningún fundamento, responsabilizando de los hechos al Estado de Nicaragua y a la Policía Nacional, con el objetivo de encubrir a los verdaderos criminales. Vilma Núñez Presidenta del CENIDH, mantuvo oculto a los sobrevivientes en contra de su voluntad instigándolos a acusar al Gobierno de Nicaragua y a la Policía Nacional, prometiéndoles tramitar visa estadounidense y costarricense, ofreciéndoles pagar sus costos de estadía en cualquiera de estos dos países”, afirmó la Policía.

Al conocer la acusación en su contra, Vilma Núñez, dijo que en esa fecha estaba fuera del país y volvió a desafiar a las autoridades que le prueben las acusaciones.

La Policía no incluyó como entre las sobrevivientes a Cinthia Velásquez, hija de Oscar y Maritza, quien acusó a policías y paramilitares de quemar la vivienda. “No les importó que hubiera niños, ¡los quemaron vivos! Pero Dios va a tomar la venganza”, declaró a La Prensa.

Diversos informes de especialistas  e indagaciones periodísticas han coincidido en señalar que el incendio ocurrió luego que la familia se negó a colocar francotiradores en el edificio de tres plantas. Oscar Manuel Velázquez había publicado en su perfil de Facebook, videos que mostraban la represión de las fuerzas de choque afines a la dictadura Ortega-Murillo.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa