Las ideas no se callan ni se confiscan

Compartir:

Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua, leyeron un pronuncioamiento, frente al Complejo Judicial Central de Managua, para exigir a la dictadura Ortega-Murillo, la devolución de los equipos, documentos contables y administrativos y todo los bienes inmuebles y otros activos de Confidencial, Esta Semana y Esta Noche, confiscados por el régimen: 

A continuaicón el texto del pronunciamiento: 

Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua exigimos a la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo que regrese los equipos, documentos contables y administrativos y todo los bienes inmuebles y otros activos de Confidencial, Esta Semana y Esta Noche, los cuales fueron confiscados por la policía orteguista, durante un asalto y posterior ocupación militar del edificio donde funcionaban sus oficinas de redacción.

Carlos Fernando Chamorro explicó que los medios de comunicación bajo su dirección, son sociedades anónimas, empresas privadas inscritas en el Registro Mercantil (Promedia e Invermedia), por tanto no pertenecen  al Centro de Investigaciones de la Comunicación (CINCO), cuya personalidad jurídica fue ilegalmente arrebatada por la Asamblea Nacional, subordinada a la dictadura Ortega-Murillo. Los agentes policiales ejecutaron el asalto a pesar de que los guardas de seguridad les indicaron que la sede de CINCO está en Plaza España.

La Policía y el Ministerio de Gobernación están violando el artículo 68 de la Constitución Política que en su párrafo quinto, señala: “Los medios de comunicación públicos, corporativos y privados no podrán ser objeto de censura previa. En ningún caso podrán decomisarse, como instrumento o cuerpo del delito, la imprenta o sus accesorios, ni cualquier otro medio o equipo destinado a la difusión del pensamiento”.

Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua condenamos la agresión de la policía orteguista contra Carlos Fernando Chamorro e integrantes del equipo de Confidencial, Esta Semana y Esta Noche, así como periodistas independientes nacionales y corresponsales de medios extranjeros, quienes fueron violentamente expulsados de las afueras de Plaza El Sol, cuando daban cobertura a una petición de solicitud de información sobre el allanamiento y posterior toma de control de las instalaciones de estos medios de comunicación. Unos cincuenta antimotines echaron del lugar a los periodistas, los empujaron, los golpearon con sus escudos y clavas, les dieron puntapiés y los insultaron y ofendieron.

Con esta acción, la policía orteguista demuestra, una vez más, su parcialización hacia los intereses de la pareja de dictadores, quienes han secuestrado la institucionalidad, mantienen una ocupación militar del país, han impuesto un Estado de Sitio y Ley Marcial no declarados y desarrollan contra la ciudadanía e instituciones civiles una política de terrorismo de Estado.

Exigimos el cese de las amenazas a la integridad física de los colegas Wilfredo Miranda Aburto, Sergio León, William Aragón, Carlos Alberto Lacayo y Miguel Mora, así como el cese del asedio a medios de comunicaciones locales como Radio Camoapa, Radio Darío y Radio Mi Voz.  Responsabilizamos a la familia Ortega-Murillo por la vida y la seguridad de estos y otros colegas de todo el país, que desarrollan su ejercicio profesional del periodismo en graves condiciones de asedio e intimidación.

Durante el asalto y la ocupación de la Fundación Popol Na, también fue intervenida por la policía orteguista, la oficina del programa Onda Local, pese a la advertencia del vigilante de que se trataba de una entidad  privada diferente a la que pretendían ocupar.

Radio Humedales, en San Miguelito y Radio Voz Juvenil, en El Castillo, ambas de la Fundación del Río, han sido cerradas a raíz de la cancelación arbitraria de la personería jurídica y confiscación de los bienes de esta organización. En ambas emisoras, que realizaban una importante labor por la protección de la Reserva Indio Maíz y por la conservación de la Reserva de Biósfera del Sureste de Nicaragua, se retransmitía el programa radial Onda Local gracias a la solidaridad de estos medios de comunicación.

Agradecemos la solidaridad y acompañamientos de organizaciones defensoras de derechos humanos, nacionales e internacionales, así como de  redes y organizaciones de periodistas. 

La dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo ha arremetido con violencia, intimidación, hostigamiento, persecución y judialización contra periodistas y medios independientes con el objetivo deliberado de silenciar a quienes nos hemos dado a la tarea de denunciar los abusos del régimen. No obstante, nos mantenemos firmes en nuestro compromiso con la verdad y con la ciudadanía.

         ¡EXIGIMOS EL CESE A LA REPRESIÓN CONTRA LA PRENSA Y LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN INDPENDIENTES! 

Las ideas no se callan ni se confiscan

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa