Escalada de violencia contra medios y periodistas independientes de Nicaragua

Compartir:

Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua realizaron un plantón frente a las instalaciones de Radio Corporación para expresar su solidaridad con el equipo de Radio Darío y Radio Mi Voz, ambas de León y con el cronista deportivo Miguel Mendoza.

                              

El director de Radio Darío, Aníbal Toruño, denunció que la noche de este lunes 03 de diciembre de 2018, la emisora fue  víctima de un nuevo ataque por parte del régimen de Daniel Ortega. “En esta ocasión y tras un asedio que duró más de tres horas, desde las cinco treinta de la tarde hasta casi las nueve de la noche, varias patrullas trasladaron a miembros de la policía encabezados por el comisionado Fidel Domínguez, Jefe de la Policía en León, quienes terminaron entrando a las instalaciones, luego de amenazar con derribar las puertas, si no se les permitía el acceso”, dijo Toruño.

Aníbal agregó que los trabajadores de la radio  fueron esposados y les incautaron sus teléfonos celulares.  Algunos fueron subidos a las patrullas y amenazados con trasladarlos a El Chipote, en Managua, en un claro acto de intimidación.

Álvaro Navarro, de la Comisión Ejecutiva de Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua, dijo que la organización se pronunció en contra del asalto a Radio Darío.  “Entendemos que fue desmantelada. Sin embargo, Radio Darío está al aire, pese al ataque del régimen. El jefe de la Policía en León llegó con tres patrullas a tomar por asalto a Radio Darío y secuestrar a cuatro de los periodistas y locutores”.  

Condenan agresiones y censura contra 100% Noticias

La organización también condenó el asalto del que fue víctima Miguel Mendoza, cronista deportivo y la periodista Margin Pozo, quienes fueron despojados de la camioneta y de los teléfonos celulares, cuando fueron interceptados por personas desconocidas en el momento que salían de su vivienda.   

Álvaro Navarro recordó que Miguel Mendoza, por sus posiciones críticas, ha sido inhibido de entrar al Estadio de Béisbol Denis Martínez. “Estos hechos se circunscribe en la gran cantidad de amenazas y ataques contra los medios y periodistas independientes de Nicaragua”, señaló. 

“Esas amenazas son en vano porque los periodistas independientes seguimos trabajando por la libertad de prensa y la libertad de Nicaragua”, manifestó Álvaro Navarro.  

Articulación de Movimientos Sociales rechaza agresiones contra el periodismo

La Articulación de Movimientos Sociales y Organizaciones de la Sociedad Civil –integrante de la Unidad Nacional Azul y Blanco--, condenó el ensañamiento de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo contra el canal de televisión 100% Noticias, cuyos propietarios, Miguel Mora y Verónica Chávez, han sufrido una creciente campaña de hostigamiento y
amenazas durante seis días, que el sábado 1 de diciembre llegó a la violencia física, acusaciones gravísimas y reiteración de amenazas de muerte. El lunes 3 de diciembre un grupo de orteguistas acusó a Mora de múltiples delitos ante el Ministerio Público (Fiscalía General).

La AMS añade que la represión también alcanzó de nuevo a Radio Darío, en León, donde, después de tres horas de asedio de un contingente policial, la noche de este lunes la dictadura ejerció nuevamente la censura de prensa al sacar del aire a la emisora. Cuatro trabajadores fueron esposados por antimotines que los subieron a dos camionetas policiales, aunque después los dejaron ir, tras amenazarlos. Días antes, el régimen obligó a suspender transmisiones al periodista Álvaro Montalván, de Radio Vos, también de esta ciudad.

La Articulación de Movimientos Sociales y Organizaciones de la Sociedad Civil denunció ante los organismos nacionales e  internacionales de periodistas y de defensa de los derechos humanos, esta incesante represión de la dictadura contra el periodismo nacional, en detrimento de la libertad de expresión y de la libertad de prensa. Exigió al orteguismo que cese la represión contra el periodismo, y demandó la libertad inmediata del comunicador social Edwin Carcache y de las demás presas y presos políticos, que ya ascienden a 600.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa