Familiares de Ricardo Baltodano exigen su liberación

Compartir:

Emilia Ruiz denunció ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) la detención ilegal de su esposo Ricardo Baltodano, Secretario General del Sindicato de Docentes de la Universidad Politécnica (Upoli).

Los familiares de Ricardo y el Cenidh exigieron su inmediata liberación, ya que al término de 48 horas, establecidas en la ley, no saben de qué lo acusan y no se les ha permitido verlo. 

                        

“Vengo a denunciar el atropello que sufrió mi esposo el día sábado 15 de septiembre. A eso de las 2:45 de la tarde se aparecieron alrededor de 30 policías, sin orden judicial para ingresar a la casa y sin orden de arresto. Como ya conocemos la forma arbitraria en que trabaja la Policía Nacional, Ricardo decidió escapar por una terraza que hay en la parte trasera de la casa y lamentablemente se cayó en la casa vecina, de ahí lo sacaron esposado, en short, sin camisa, lo subieron a una camioneta y se lo llevaron con rumbo desconocido”, dijo Ruiz. 

Emilia denunció que el jefe de la patrulla andaba sin uniforme y no quiso identificarse, tampoco le entregaron el acta de los bienes que se llevaron.  

“¿Usted me va a dejar un acta firmada de las cosas que se lleva? No, anote lo que yo me llevo, diga que se lo llevó la policía. El jefe de la patrulla no andaba con uniforme, no me quiso dar su nombre. Cuando dijeron que se iban a llevar el carro, reclamé y les dije que el carro está a mi nombre y dijeron que iban a ver si el carro no había participado en algún acto delictivo y que iba a salir cuando salga Ricardo, si es que acaso salía”, agregó.  

Para Gonzalo Carrión, director jurídico del Cenidh, Ricardo Baltodano es un preso político de principio a fin porque su detención no ha sido apegada a la ley. “Cuando se hace un allanamiento, se debe hacer con la orden de la autoridad competente, ella pide el acta de ocupación de bienes, no le dejan acta de ocupación, todo lo que se ocupe ahí es ilícito. Cuando a uno lo arrestan, las autoridades competentes pueden llegar de civil, pero cuando están en el lugar se deben de identificar y tienen que estar acreditados. El Alto Comisionado reclamó al Estado de Nicaragua que en cada presentación pública que hacen de un detenido violan sus derechos y garantías, como el principio de inocencia”.  

                         

Según Carrión, la policía hace el ridículo al presentar como pruebas un arsenal de camisetas y banderas azul y blanca, en su intento de justificar la criminalización contra líderes sociales.

Emilia narró que la policía buscaba no se sabe qué información. Revisó la casa pieza por pieza, quebraron el closet y dejaron todo revuelto. Se llenaban de euforia al encontrar “objetos vandálicos”, como camisetas, un sombrero y una bandera azul y blanco, “pruebas del delito”. Incluso escudriñaron restos de pintura, hasta comprobar que la misma no era azul y blanca.

“Para este régimen el gran pecado que tiene Ricardo es participar en todas las marchas de protesta, lo cual es un derecho constitucional. Tenemos que seguir por Ricardo y por todos los presos políticos”.  

La Comandante Guerrillera Mónica Baltodano, dijo que la detención de su hermano Ricardo es injusta e ilegal y que van a seguir luchando por la libertad de Nicaragua. “Mi hermano es un luchador incansable por la democracia, la justica, la libertad y desde la cárcel va a seguir luchando, porque no van a callar a ningún miembro de la familia, a todos los hermanos que lo respaldamos, no nos van a callar. Mi hermano luchó desde muy niño contra la dictadura de Somoza y ahora nos toca luchar contra esta nueva dictadura”, dijo.  

Agregó que Ricardo es pacifista y al régimen le molesta que la lucha sea pacífica. “Ellos quieren que Nicaragua esté sumida en una lucha fratricida y es lo que debemos evitar”.

“Yo le quiero decir a Ricardo que no está solo y que vamos hacer hasta lo imposible para sacarlo”, dijo entre sollozos, la esposa de Baltodano.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa