Ante represión y despidos crean Unidad Médica Nicaragüense

Compartir:

Un total de 35 asociaciones médicas, entre especialistas, científicas y de medicina general, conformaron en los últimos días de julio recién pasado, la Unidad Médica Nicaragüense mediante un pronunciamiento público, donde además, se pronuncian ante la represión del régimen Ortega Murillo, que trata de dejar a la población del país sin acceso a los servicios de salud, un derecho humano.

El despido de personal de salud de alta calificación, médicos en su mayoría, muestra la escalada de represión de este régimen, lo cual no tiene comparación en la historia del país.

Las asociaciones médicas integrantes de la Unidad Médica Nicaragüense nombran directamente las “acciones represivas de la Policía Nacional y de bandas armadas afines al gobierno contra estudiantes y población autoconvocada”, por lo cual denuncian “la grave situación que atraviesa el gremio médico de Nicaragua”.

Además, demandan la liberación inmediata de los médicos y personal de salud secuestrados en las instalaciones policiales. Se solidarizan con los estudiantes de medicina asesinados y exigen el restablecimiento del diálogo nacional.

Las asociaciones médicas remarcan que de acuerdo a la Ley General de Salud, publicada en marzo del 2002, Capítulo II, que son derechos de usuarios y usuarias del sector salud, el respeto a la persona y a su dignidad, respeto a su intimidad, sin discriminación alguna, conforme los Tratados Internacionales suscritos por Nicaragua.

Asimismo, aluden a la Resolución 2286 de Naciones Unidas, de mayo de 2016, la cual establece que “en una situación de conflicto armado, el personal sanitario y el personal humanitario dedicado exclusivamente a misiones médicas siguen teniendo el deber de prestar servicios médicos competentes con plena independencia profesional y moral, con compasión y respeto de la dignidad humana, tener siempre presente la  vida humana y actuar teniendo en cuenta el interés superior del paciente, y destacando la necesidad de que sigan sus respectivos códigos de ética profesional, y observando también las normas aplicables del derecho internacional humanitario según las cuales no se castigará a nadie por haber ejercido una actividad médica conforme con la deontología”.        

Avalan el pronunciamiento de la Unidad Médica Nicaraguense, la Asociación Médica Nicaragüense (AMN), Asociación de Cardiólogos de Nicaragua, Asociación Nicaragüense de Cirugía Plástica (ANCP), Asociación de Otorrinolaringología de Nicaragua, Asociación Nicaragüense de Endocrinología Ginecológica,   Asociación de Oftalmólogos de Nicaragua (AON), Asociación de Hígado, Páncreas y Vías Biliares de Nicaragua (AHPBN), Cámara Nicaragüense de Ciencias Neurológicas, Sociedad Nicaragüense de Pediatría, Asociación de Mastología de Nicaragua, Asociación Nicaragüense de Neonatólogos (ANNEO), Asociación Nicaragüense de Anestesiología y Reanimación (ANARE), Asociación Nicaragüense de Medicina Física y Rehabilitación, Asociación Nicaragüense de Cirugía General (ANCG), Sociedad Nicaragüense de Gastroenterología y Endoscopía Digestiva (SONIGED),Asociación Nicaragüense de Diabetólogos (ANIDIAB), Asociación Nicaragüense de Ortopedia y Traumatología (ANOT), Asociación Nicaragüense para el Estudio y Tratamiento del Dolor (ANET), Asociación Nicaragüense de Neumología (ANINE), Asociación Nicaragüense de Pediatría, Asociación Nicaragüense de Dermatología, Asociación de Nicaragüense de Psiquiatría, Asociación Urológica de Nicaragua, Sociedad Materno Fetal Nicaragüense, Sociedad Nicaragüense de Climaterio y Menopausia (ANCYM), Asociación Nicaragüense de Endocrinología, Diabetes y Obesidad, Sociedad Nicaragüense de Medicina General (SONIMEG), Asociación Nicaragüense de Radiología e Imagen (ANRI), Asociación Nicaragüense de Oncología (ANICO), Sociedad Nicaragüense de Medicina Perinatal, Asociación Médica de Chontales, Asociación de Médicos de Estelí, Infectólogos por Nicaragua,  Asociación Nicaragüense de Patología, Asociación Nicaragüense de Cirugía.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa