CIDH: No discriminar afrolatinas, afrocaribeñas y de la diáspora

Compartir:

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) hizo un llamado a los Estados, este 25 de julio, día internacional de las afrolatinoamericanas, afrodescendientes y de la diáspora, a fomentar y a fortalecer su participación políitica, promoviendo espacios seguros para su real incidencia y luchando contra cualquier tipo de discriminación.

La CIDH ha observado que persiste la discriminación y la violencia por razones de género, que les obstaculizan el verdadero goce del derecho a la igualdad. La Comisión señala leyes, reglamentos y prácticas que directa o indirectamente generan discriminación, impiden o limitan su participación en el proceso político;estereotipos de género que atribuyen roles específicos a hombres y a mujeres; prejuicios étnico-raciales relativos a la capacidad de personas de ejercer una función política; así como obstáculos partidarios contra la participación mujeres, personas afrodescendientes y otros grupos históricamente marginados.

“En las Américas, las mujeres afrodescendientes han sufrido una triple discriminación histórica, en base a su género, a su origen étnico-racial y a la situación de pobreza en la que muchas de ellas se encuentran” afirmó la Presidenta de la CIDH Margarette May Macaulay, Relatora sobre los Derechos de las Mujeres y sobre los Derechos de las Personas Afrodescendientes y contra la Discriminación Racial.

“Desafiando estereotipos machistas ligados a su género y el racismo estructural del que son víctimas, las mujeres afro-descendientes siguen enfrentado serios obstáculos para participar en las decisiones políticas de los países de la región. Por esta razón, los Estados deben fomentar y fortalecer políticas, leyes y prácticas que les aseguren una participación paritaria, igualitaria y sin discriminación en todos los espacios de la esfera política” continuó la Comisionada Macaulay. 

La CIDH señala su preocupación por la violencia, agresión o acoso perpetrados contra mujeres afro que desempeñan puestos públicos y cargos políticos. Tales actos son violencia contra las mujeres y generan un ambiente hostil y desalentador.

Por ello, llama a todos los Estados a tomar las acciones necesarias para fomentar la participación política de mujeres afrodescendientes, afrocaribeñas y mujeres de la diáspora, mediante medidas especiales y de acciones afirmativas que promuevan el equilibrio de género y étnico-racial en los espacios de decisiones. También les exhorta a que tomen medidas apropiadas para alentar a los partidos políticos a velar por que las afrodescendientes tengan oportunidades justas y equitativas de competir y ser electas a todos los cargos públicos.

Asimismo, la Comisión recuerda a los Estados su deber de debida diligencia en la investigación y sanción de actos de violencia, agresión o acoso contra mujeres afrodescendientes electas o candidatas a cargos públicos, incluyendo la investigación seria y sin dilaciones de denuncias de violencia verbal, psicológica o físicas y combatir la impunidad que perpetúa la discriminación contra ellas y les previene de participar en los espacios de decisión política de sus países.

Finalmente, la CIDH llamó a todos los Estados de la región para que adopten sin dilación las medidas necesarias para ratificar e implementar la Convención Interamericana contra el Racismo, la Discriminación Racial y Formas Conexas de Intolerancia, y la Convención Interamericana contra Toda Forma de Discriminación e Intolerancia, como ejemplo de su compromiso de combatir la discriminación y toda forma de intolerancia en el hemisferio. 


 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa