Diálogo Nacional: Daniel Ortega no acepta adelantar elecciones

Compartir:

Daniel Ortega rechazó adelantar las elecciones y propuso a cambio la creación de una Comisión Tripartita para analizar las propuestas que surjan del diálogo nacional. Esa fue parte de la respuesta de Daniel Ortega a la carta entregada por los obispos, donde le propusieron adelantar las elecciones para el 29 de marzo de 2019 con observación nacional e internacional, no permitir la reelección y con un nuevo Consejo Supremo Electoral (CSE).

El cardenal Leopoldo Brenes leyó la repuesta de Daniel Ortega ante la propuesta presentada por los obispos. En la misiva Ortega pidió el libre tránsito de la población y dijo estar “dispuesto a escuchar todas las propuestas dentro de un marco constitucional a fin de que se puedan consensuar”.

“Reiterar a la Conferencia Episcopal de Nicaragua nuestro absoluto compromiso de trabajar por la democratización, el fortalecimiento institucional y la justicia de todas las familias nicaragüenses”, dice la carta de Ortega.

La respuesta de Ortega a la carta de los obispos permitió la reanudación del diálogo nacional entre algunos sectores de la sociedad civil y el Gobierno de Nicaragua.  

Finalmente, Daniel Ortega acepta invitar a organismos internacionales

La Comisión de Mediación y Testigo del Diálogo Nacional avanzó en el primer punto de agenda, relacionada con los derechos humanos, y llegó a los siguientes acuerdos.

  1. Urgir la presencia de la CIDH e instarle a anunciar a los miembros del grupo Internacional de Investigaciones para Nicaragua que deberán trabajar in loco, para coadyuvar en la investigación de todas las muertes y actos de violencia, la identificación de responsables y un plan de atención integral a las víctimas para que se alcance efectiva justicia. Además, que se instale oficialmente el funcionamiento del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes para Nicaragua (GIEI) y del mecanismo de seguimiento (MESENI) para apoyar a la sociedad civil, continuar monitoreando y procesar las medidas cautelares y casos postulados en el sistema interamericano
  2. La invitación inmediata de parte del Gobierno de la República al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y a la Unión Europea.
  3. Se hace importante la presencia inmediata de la Secretaría General de la OEA.
  4. La mesa del diálogo hace un llamado al cese de todo tipo de violencia y amenaza, venga de donde venga.
  5. Se crea la Comisión de Verificación y Seguridad, compuesta por representantes del Diálogo Nacional, teniendo siempre a la Iglesia como testigo y a los organismos internacionales arriba referidos como acompañantes. La Comisión definirá sus procedimientos de trabajo y organización interna aprobado por el Diálogo Nacional. Esta Comisión constatará que exista un ambiente de paz y seguridad para todos los nicaragüenses
  6. El cese de toda forma de violencia y amenaza venga de donde venga en el territorio nacional y un plan con su implementación a la brevedad posible para la remoción de los tranques por parte de la Comisión de Verificación y Seguridad favorecerá aún más el mantenimiento de un ambiente de paz y seguridad.

El comunicado agrega que el compromiso de la implementación del contenido de este acuerdo crea condiciones para abordar en el diálogo, este 16 de junio, el proceso de democratización del país, que incluyen los puntos de agenda presentados por la Conferencia Episcopal a Daniel Ortega, el 07 de junio de 2018.

Al mediodía, Rosario Murillo, vicepresidenta nicaragüense, arremetió en contra de las manifestaciones y las calificó como “tenebrosas y prácticas oscuras”.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa