Paro en León, más asedio y represión gubernamental

Compartir:

Por Cristhian Alvarenga

Un silencio descomunal prevaleció en las vías públicas de la ciudad de León. Las y los pobladores decidieron quedarse en sus casas para atender el paro general de 24 horas al que llamaron organizaciones civiles, feministas, estudiantes y empresarios de esta ciudad universitaria.

Los principales sectores del comercio popular y privado decidieron cerrar sus puertas para lograr de forma efectiva que esta manifestación civil sea ejemplo de lucha para las demás ciudades de la nación.

                                     Venta de ropas en el mercado La Estación Foto/ Cristhian Alvarenga

Sin duda alguna este martes doce de junio del 2018, pasará a la historia de una de las ciudades económicamente más activas de Nicaragua.

Las y los pobladores del sur de esta ciudad universitaria, en barrios como Fundeci y Guadalupe, levantaron barricadas de adoquines desde las diez de la mañana, por los ataques que se rumoraban y se materializaron a las dos de la tarde. Se produjo un fuerte enfrentamiento entre estudiantes, población y paramilitares que portaban banderas del FSLN en camionetas sin placas, reconocidas por la población como del Ministerio de Salud, de la UNAN León y la alcaldía municipal.

Los enfrentamientos más fuertes -hasta las siete de la noche de este 12 de junio- fueron en los barrios de Guadalupe, Fundeci, El Calvario, San Felipe, en los tranques ubicados en la salida León-Managua y salida León-Chinandega.

Más barricadas como protección

En horas de la noche los repartos Primero de Mayo, San Felipe, Santa Fe, Ermita de Dolores, José Benito Escobar, El Coyolar, Zaragoza, Sutiaba, San Carlos, Colonia Universitaria y La Merced levantaron barricadas como medida de seguridad.

Hasta el cierre de esta nota se reportan heridos de quienes no se conoce su paradero y dos personas fallecidas, sin ser confirmadas.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa