Estudiantes de la UNI nuevamente agredidos

Compartir:

Los universitarios, quienes esta mañana tomaron el control de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), fueron atacados por grupos paramilitares del Gobierno de Nicaragua con balas, gases lacrimógenos y morteros, así como estudiantes afines al partido de gobierno, organizados en la Unión Nacional de Estudiantes, UNEN.

El caos se apoderó de la avenida universitaria y sus alrededores, luego de una conferencia de prensa que las y los estudiantes brindaron, explicando que habían decidido retomar sus posiciones en la UNI y en apoyo y solidaridad con los sectores sociales que han sido participantes activos en la lucha nacional por la democratización del país.

Tras el ataque a los estudiantes, Radio Ya fue incendiada. Los bomberos intentaron apagar el fuego, informó Radio Universidad en una transmisión por Facebook Live.  También se confirmó que las llamas en Radio solamente fueron en su parte delantera, no provocando daños en sus equipos.

Luego del incendio, unas cuatro camionetas con policías antimotines llegaron a la zona para replegar a las y los jóvenes manifestantes. La Universidad Centroamericana (UCA) abrió sus puertas a los periodistas de medios de comunicación independientes para evitar fueran agredidos por las fuerzas policiales, informó La Prensa.

En el local de la UNI se encontraban la directora de Amnistía Internacional para Las Américas, Erika Guevara Rosas y la nicaragüense Bianca Jagger defensora de derechos humanos, quienes están en Nicaragua para presentar los resultados del II Informe de Amnistía relacionado con la situación del país, mañana martes 29 de mayo.   

 

                                                                 

“Es importante destacar que los métodos que el Gobierno ha utilizado para enfrentar la crisis nacional actual han sido crueles e indiferentes al sentir de la población, utilizando la censura, la intimidación, la violencia y vergonzosamente la burla ante la inmensurable pérdida de vidas humanas”, expresaron los estudiantes en un comunicado.

Agregan que se han manifestado pacíficamente, recurriendo a las vías legales para tratar de rectificar las violaciones a la autonomía universitaria. Asimismo, demandaron la destitución de los dirigentes actuales de la UNEN por la polarización y partidización evidenciada en su falta de representatividad ante la comunidad universitaria.

Los universitarios expresaron que en el país se enfrenta la pérdida de institucionalidad y la falta de credibilidad de las autoridades locales. Instaron a la población a continuar con constancia, determinación y de forma pacífica, la insurrección cívica.

Demandaron el rescate de la institucionalidad, la democratización del país, el cese de las medidas de represión, la sanción inmediata de las autoridades responsables de la represión y el respeto a la autonomía universitaria. Las y los estudiantes no dejan las instalaciones de la UNI pese a los riesgos que enfrentan, con la cercanía del estadio “Denis Martínez” donde sus agresores se han alojado y se dice que hay más antimotines y grupos paramilitares a la espera de nuevas órdenes. 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa