Grupo Cocibolca: Nicaragua arde en sus cuatro costados

Compartir:

Más de 6,300 hectáreas han sido destruidas en Nicaragua, de las cuales un poco más de la mitad están dentro de la Reserva Biológica Indio Maíz (conocida como zona núcleo) y casi el 50 por ciento en el Refugio de Vida Silvestre de  Río San Juan valora el Grupo Cocibolca en su pronunciamiento  del pasado 13 de abril.

El Grupo Cocibolca ha venido denunciando y advirtiendo a la población y al gobierno, de los riesgos y amenazas que pesan sobre los invaluables bienes de la nación, como las áreas protegidas, dada la ineficiente gestión pública en su administración, cuido y protección.

Este Grupo, integrado por diversas organizaciones civiles y personas en su carácter individual, advirtió de sus posibles consecuencias a sólo 24 horas de iniciado el incendio, dadas las condiciones ecológicas de la zona. Líderes del Gobierno Territorial Rama Creole y líderes comunitarios ya habían revelado la situación. Demandan al gobierno realice las investigaciones necesarias y se atribuyan las responsabilidades del caso.

A juicio de las y los integrantes del Grupo Cocibolca, en el caso de este incendio subyacen causas estructurales como las invasiones a la Reserva y el despale que ha venido siendo denunciado, así como la ineficacia de las instituciones responsables de atender la situación.

“Desde el 5 de abril denunciamos y lo seguimos sosteniendo, que Nicaragua arde en sus cuatro costados” señalan. Identifican que en el mes de abril hay ya 5,151 puntos de calor en todo el país, “240 por ciento más de los existentes en el mismo período” el año anterior.

El Grupo Cocibolca cierra su mensaje señalando que "tanto Indio Maíz como Bosawas están siendo atacadas en sus límites y también en su corazón”.  

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa