Silencio no favorece la verdad

Compartir:

Representantes de diversas organizaciones civiles, entre ellos el Movimiento por Nicaragua, el Instituto de Liderazgo de Las Segovias, la Asociación de Periodistas de Nicaragua, Hagamos Democracia, La Coordinadora Civil, la Red de Mujeres de Chinandega, la Red de Mujeres de Chontales, la Asociación Nicaragüense Pro DDHH y la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, en el marco del 22 de enero -fecha de la masacre de hace 51 años- continuaron demandando elecciones libres frente a las instalaciones del Consejo Supremo Electoral (CSE).

Calificaron de inadmisible el silencio del CSE ante los señalamientos del Departamento del Tesoro de Estados Unidos hacia el presidente de dicho poder del Estado, Roberto Rivas Reyes, sancionado mediante la Ley Global Magnitsky Human Rights accountabily Act.  Catalogaron este silencio como "una clara expresión de complicidad y tolerancia gubernamental".  

Demandaron al Estado de Nicaragua solicite al Gobierno de Estados Unidos toda la información del caso; y "realice una investigación exhaustiva respecto a los actos por los cuales ha sido señalado el funcionario Rivas Reyes".

Manifestaron que Rivas Reyes "no dispone de las calidades para ostentar tan importante cargo de representación nacional (presidencia del CSE), por lo cual demandan "su renuncia inmediata a la inmunidad, para que voluntariamente se someta a los procesos de investigación pertinentes".

Finalizaron su mensaje diciendo que el silencio no favorece la verdad, sino que ampara la impunidad.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa