Escalada de regresión en Nicaragua

Compartir:

De escalada de regresión a los tiempos más tristes que ha vivido el país, calificó Vilma Núñez el reciente asesinato de dos menores de edad por el Ejército de Nicaragua. “No se trata de un hecho dentro de un contexto, sino del asesinato a sangre fría de dos menores de edad, en medio de un contexto de agresión, de violencia” afirmó Núñez el pasado 22 de noviembre, durante la comparecencia en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, de Elea Valle Aguilar quien perdió a su esposo, un hijo de doce años y una hija de 16, en la masacre de San Pablo, en la Cruz de Río Grande, Caribe Sur de Nicaragua.

El Ejército calificó a los muertos de delincuentes, como ha nombrado a los 55 fallecidos en el campo, producto de sus operativos desde hace varios años. Onda Local hizo un recuento en febrero de 2017 de las denuncias de ejecuciones sumarias, las ejecuciones arbitrarias y el asedio al campesinado por parte de ejército.

Lea los artículos Ejecuciones sumarias en Nicaragua y Claman por Justicia y Paz y Ejecuciones sumarias en Nicaragua y Claman por Justicia y Paz.

Francisco Pérez Valle de 12 años y Yojeisel Elizabeth Pérez Valle, de 16 estaban entre los asesinados en San Pablo, la Cruz de Río Blanco. Elea Valle denunció que sus hijos fueron capturados y asesinados; y la adolescente torturada y violada. Ya el Cenidh había dicho que la orden era matarlos.

Ver artículo “La orden era matarlos”. 

Vilma Núñez, presidenta del Cenidh, pidió “no ver el caso como una denuncia más” y llamó a las organizaciones civiles y a quienes defienden derechos humanos, a asumir su rol frente a la situación denunciada. Anunció además que dicha organización dará el acompañamiento necesario a Elea, incluyendo una petición a la Policía Nacional para la proteja y le garanticen la vida, así como la denuncia formal ante dicha institución. Asimismo, la solicitud de medidas cautelares por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA para Elea. 

Dejamos a ustedes el testimonio de Elea Valle Aguilar:

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa