Educación comunitaria e intercultural

Compartir:

La educación intercultural se caracteriza por el intercambio y la interacción entre la comunidad educativa. Su meta, ayudar a las personas a construir sus identidades. Es un enfoque educativo inclusivo, basado en el respeto y la valoración de la diversidad cultural, sin ningún tipo de discriminación.

La Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragüense (URACCAN) y la Bluefields Indian Caribbean University (BICU), basan sus modelos de enseñanza-aprendizaje en un enfoque intercultural.  

Yuri Zapata, vicerrector general de la URACCAN, afirmó que los programas de esta universidad son interculturales porque se desarrollan en las lenguas maternas del estudiantado miskito, mayagna, criol y ramas. Otro elemento es que llevan a las aulas a sabias y a sabios de las comunidades, quienes no necesitan tener títulos para compartir conocimientos, saberes y prácticas, con el estudiantado. “Se ha logrado establecer el diálogo de saberes (…) eso es lo que plantea el modelo pedagógico, la interacción entre el conocimiento ancestral, tradicional y comunitario, con el conocimiento occidental”.

Por su parte, la BICU tiene entre sus ejes transversales la interculturalidad en todas las estrategias pedagógicas, aseguró Yamileth Rodríguez, secretaria académica del recinto de esta alma mater en Puerto Cabezas.  “El modelo curricular incluye la interculturalidad, que se manifiesta en la atención individual a cada estudiante (…) hablando en su lengua materna”.

Olvis Herrera Morales (mestizo) y Yolaine Yasira Briman Cerapio (miskita), estudian  Sociología con mención en autonomía en la URACCAN. Coinciden en que la educación intercultural es uno de los ejes y valores fundamentales que la universidad ha aplicado, ya que garantiza la convivencia y armonía entre pueblos indígenas, mestizos y afro-descendientes; y fomenta la no discriminación.

Inculcar la tolerancia a las diversas expresiones culturales, es otro de los elementos de la educación intercultural, aseguró la secretaria académica de la BICU Puerto Cabezas. Esta visión es también compartida por el Vicerrector de URACACAN. “La interculturalidad tiene como principio el reconocimiento de las diferencias de los otros, que te pueden reconocer como diferente, pero con iguales derechos”.

Kelly Latino, también estudiante de URACCAN, afirma que la interculturalidad promueve que no haya choques ni discriminaciones entre estudiantes. Ana Toledo, estudiante de ingeniería en sistemas en la BICU, expresó que le gusta conocer la cultura de otras etnias, de criollos y mestizos, y la universidad posibilita ese especio de intercambio en un ambiente de respeto.  

Reconocer su historia

Otro elemento de la educación intercultural, según Yuri Zapata, es que las y los estudiantes reciban una clase de la historia de la Costa Caribe. “Porque somos una región diferente, porque contamos con un modelo de autonomía, de salud regional y de educación autonómica regional. Tienen una clase de cultura obligatoria, intercambian expresiones culturales como bailes y terminan la clase con una feria gastronómica, presentaciones de platos típicos de las diferentes etnias… “. 

Nubia Hammer, asesora de la Asociación de Mujeres Indígenas de la Costa Atlántica, AMICA, asegura que adaptan los programas de estudio. “En la UNAN-León, los estudiantes no miran derecho autonómico, pero acá tienen que tener ese conocimiento”.

La URACCAN también imparte diplomados comunitarios dirigidos a líderes comunitarios. “No necesitan tener primaria, ni secundaria aprobada, los hacen líderes comunitarios que nunca han tenido acceso a la formación; y se les imparte liderazgo comunitario, resolución de conflictos, derechos humanos, indígenas, colectivos, derechos de los pueblos indígenas, el marco autonómico o jurídico que rige a la comunidad”.

Educación para la autonomía y para el desarrollo local

La oferta académica de las universidades de la Costa Caribe de Nicaragua está enfocada en la formación de mujeres y hombres que respondan a la autonomía de los pueblos y a la autonomía regional. Las carreras siempre están vinculadas a las necesidades y el potencial de desarrollo de la Costa Caribe, según el vicerrector de la URACCAN.

En esa misma dirección se expresó Yamileth Rodríguez, quien afirmó que buscan el “beneficio de la transformación socioeconómica, política y cultural de la región. Aquí tenemos bastantes recursos naturales, BICU ofrece ingeniería agroforestal, que apunta a la conservación y preservación de los recursos naturales; sabemos hay procesos de concesiones para la conservación de los recursos, entonces se apunta mucho a la regeneración de los bosques. Otra de las carreras es ingeniería ambiental, que buscan dar respuesta al deterioro ambiental debido a su sobrexplotación en la región”.


Una producción de Onda Local en alianza con Red Local

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa