Autonomía, derecho de ciudadanía que no se respeta

Compartir:

Es importante conocer qué piensan las y los periodistas acerca del desarrollo local, la autonomía municipal y las iniciativas de estudios y de empleos existentes en los municipios. 

Buscamos las opiniones de periodistas de diversos municipios. Juan Carlos Duarte, director de Radio Camoapa, así como de Wendy Quintero, también de Radio Camoapa y del periódico Hoy. Sergio León, director de Radio La Costeñísima de Bluefields; y Wendolyn Guadamuz Morales, docente universitaria, del municipio de Corinto.

¿La autonomía, un derecho ciudadano o prerrogativa de los gobiernos locales? ¿Su relación con iniciativas de estudios y laborales en el municipio?             

Juan Carlos Duarte: "En la medida que las necesidades de la gente se circunscriben a los territorios, la autonomía toma relevancia... Hablar de esa satisfacción de necesidades es hablar de reconocimiento de los derechos humanos; la inclusión de las demandas en los presupuestos locales permite mayor impacto en la calidad de vida y de oportunidades. Algunas personas encuentran mucha distancia entre autonomía y derechos humanos; prefiero entenderlo como un mismo asunto porque los gobiernos locales tienen mayor proximidad con la realidad.

Las mejores decisiones para el aprovechamiento de los recursos públicos se toman bajo criterio de autonomía y no por iluminación de personas frente a escritorios. La designación de recursos en determinadas áreas permite mayor control sobre uso eficiente de los pesos y centavos y su eficacia. Mucho de esas dos materias se corresponde con las políticas públicas que deben existir, pero la apropiación de las realidades y las necesidades desde la localidad facilitan su construcción desde una perspectiva ciudadana. La intensidad en las necesidades puede variar de un territorio a otro y su distinción sólo puede traducirse en esfuerzos si operara la autonomía en la administración de los recursos”.

Wendy Quintero: “La autonomía es un derecho de la ciudadanía, el problema radica que no se respeta ni fomenta por el gobierno central y pasa desapercibida por los gobiernos locales supeditados al gobierno central.

No podemos hablar de autonomía cuando las propuestas de presupuesto cambian de acuerdo a las disposiciones y orientaciones del gobierno central, eso cambió radicalmente desde hace unos cinco años, es decir para el segundo mandato consecutivo del gobierno sandinista. 

Sergio León: “La autonomía regional continúa siendo un sueño para la mayoría de la población del Caribe, puesto que el único derecho adquirido ha sido elegir durante las elecciones regionales a sus representantes ante los Consejos Regionales Autónomos. Las ansiadas autonomía política y económica aún no existen, las decisiones todavía siguen tomándose en Managua y por las autoridades nacionales.

Dos Universidades en la Costa Caribe fueron constituidas a iniciativas de profesionales costeños, han graduado a más de diez mil nuevos profesionales, sin embargo ha sido un organismo no gubernamental (Fadcanic) el que se ha encargado de capacitar a decenas de jóvenes a nivel de carreras técnicas, con apoyo de Inatec y USAID. Éstos han sido dotados además de equipos de trabajo, para iniciar sus pequeños negocios”.

Wendolyn Guadamuz: “La autonomía es un derecho ciudadano inalienable. No es posible tomar decisiones tan generalizadas sin conocer el contexto y la realidad que envuelve a la población.

¿Cuáles son las principales carencias o necesidades, en qué áreas hemos avanzado con relación al desarrollo local? Por falta de autonomía las y los jóvenes en el municipio de Corinto carecen de iniciativas de estudio y trabajo; siempre se están esperando los raquíticos programas de Gobierno, que no brindan soluciones estructurales al conflicto”

“La autonomía es un derecho ciudadano inalienable. No es posible tomar decisiones tan generalizadas sin conocer el contexto y la realidad que envuelve a la población.

¿Cuáles son las principales carencias o necesidades, en qué áreas hemos avanzado con relación al desarrollo local? Por falta de autonomía las y los jóvenes en el municipio de Corinto carecen de iniciativas de estudio y trabajo; siempre se están esperando los raquíticos programas de Gobierno, que no brindan soluciones estructurales al conflicto”

¿Alternativas de educación y de empleo para jóvenes?

Juan Carlos Duarte: “Representa desafíos para articular esfuerzos entre el sistema educativo y las oportunidades. Tiene que ver con una concepción del sistema mismo y con la proyección de las oportunidades laborales a partir de los servicios o prácticas profesionales con opción a contratación.

Uno de los problemas que afecta a la relación estudio-trabajo es la falta de una política pública capaz de integrar las opiniones de los distintos sectores económicos y productivos, junto a los centros de formación profesional. No puede descuidarse la formación técnica, que entregue un valor al conocimiento empírico de una amplia gama de actividades desempeñadas por la fuerza laboral. Hace falta la voz de la gente para construir políticas públicas que impulsen un mejor funcionamiento del sistema educativo y productivo del sistema en el país”.

Wendy Quintero: “En Camoapa, a través del Instituto Nacional Tecnológico (Inatec) y de proyectos gubernamentales y de ONG que apoyan al municipio, se ha logrado cursos técnicos para jóvenes y mujeres. Van desde contabilidad, agro-negocios, reparación de PC y de celulares, hasta costura, repostería y bisutería. Varios lograron que muchos emprendedores tengan dinero para sobrevivir o como trabajo alternativo, pero hace falta profundizar el tema, hacer estudios que determinen realmente lo que se necesita para que los jóvenes puedan ser emprendedores con ingreso digno”.

Sergio León: “El desempleo en el Caribe Sur supera el 80 por ciento, muchos tras concluir sus estudios secundarios y universitarios emigran hacia Estados Unidos, Costa Rica, Panamá o Europa, para trabajar en barcos cruceros y así enfrentar económicamente la vida. También emigran hacia Managua a laborar en call center.

A diferencia del resto del país, en el Caribe no existen alternativas educativas más que las que ofrece el sistema educativo, salvo algunos centros subvencionados (catalogados como privados). Sin embargo, en Laguna de Perlas funciona un centro escolar privado financiado por Estados Unidos y otros países, la enseñanza es en inglés y el español es una materia más; no cobran aranceles”.

Wendolyn Guadamuz: “Hay una relación intrínseca lo cual ha provocado que a falta de iniciativas de estudio y trabajo, las y los jóvenes busquen en otros departamentos y la capital esas oportunidades para tener un mejor desarrollo personal, profesional y por ende mejor calidad de vida”.

En la comunicación las personas expresan necesidades, aspiraciones, criterios, emociones. ¿Hasta dónde se cumple esto en los municipios?

Para Juan Carlos Duarte la juventud tiende hacia el uso predominante de las redes sociales y no de los espacios convencionales o tradicionales; está expresándose, pero surge la pregunta, ¿cuánta de esa información están tomando las autoridades? Tengo la impresión que la clase política ve en la juventud únicamente a un capital de posibles votos y no a esa fuerza real para impulsar el desarrollo del país.

¿Cuántos espacios se abren en los sectores públicos y privados para que la juventud ponga en práctica sus conocimientos? ¿Cuánto se abren sin que medien los criterios del favor político? Las respuestas a esas preguntas pueden explicar si el proceso de comunicación está traduciéndose en la apertura de espacios para la juventud, agregó Duarte.

Wendy Quintero señaló que existe autocensura por parte de las autoridades locales, no brindan información más que para medios afines al gobierno central. “En el caso de las y los jóvenes, a un grupo pequeño les gusta opinar, otros están más para ver temas de entretenimiento o aquello que les ayude a ingresar a una universidad o les asegure empleo”.

Sergio León valora que uno de los principales problemas expresados es el adultismo; las y los jóvenes “dicen que quienes están tomando las decisiones por ellos son los adultos. Otra preocupación es la falta de empleo y de oportunidades laborales; así como de áreas de esparcimiento y distracción”.

Para Wendolyn Guadamuz la única oportunidad y proceso de comunicación son los cabildos, dichos eventos son insuficientes para dar a conocer a las autoridades las problemáticas que aquejan al municipio. Las “múltiples ocupaciones” de los funcionarios les impiden atender a los jóvenes y brindarles solución a sus demandas”.

La comunicación destaca la participación para un desarrollo transformador, pero ¿se está cumpliendo para las y los jóvenes?

Juan Carlos Duarte explica que los espacios de comunicación bien aprovechados exponen las inquietudes de las personas y contribuyen con el desarrollo local. Las dirigencias locales deberían establecer monitoreo para enriquecer su función pública, considerando a los medios de comunicación tradicionales y alternativos como aliados para el desarrollo.

“Para las autoridades es imposible garantizar un monitoreo de todas las actividades relacionadas con las ejecuciones presupuestarias.

Es difícil que puedan conocer las demandas de la ciudadanía, especialmente cuando los procesos de consulta se han reducido a pequeños espacios en estrechas oficinas de las municipalidades” señala.

Para Wendy Quintero la comunicación es vital para todo proceso de participación y más en aquellos donde se incide con jóvenes. “Cuando se abren espacios los jóvenes pueden motivarse, pero es un trabajo fuerte, sobre todo para las mujeres jóvenes que participan menos, por un tema cultural y educativo”.

Sergio León agrega que existe poca participación juvenil en los procesos sociales debido a las pocas oportunidades para los jóvenes.

Por su parte, Wendolyn Guadamuz considera que si no existe una verdadera participación “no podemos hablar de procesos sociales y comunicativos, menos un proceso de transformación. En Corinto no hay espacios de participación verdaderos, democráticos, lo cual ha logrado crear un enorme desinterés en las y los jóvenes por los asuntos sociales. El individualismo en el municipio está a la orden del día”.

¿Cuál es la concepción con relación al desarrollo local?

Juan Carlos Duarte: “Es una responsabilidad de toda la comunidad y no existe una persona iluminada para tal asunto. Esta es una compresión que distribuye y asume los roles según el grado de participación, conocimiento, capacidades y facultades por mandato de ley, donde autoridades y ciudadanía pueden empujar con la misma fuerza la carreta del desarrollo local, aunque ésta tenga las ruedas cuadradas”.

Wendy Quintero: “Es aquel que se da cuando en el municipio se establecen una serie de políticas públicas que garanticen el bienestar de la comunidad y su participación en el sistema educativo, social, de salud y sobre todo económico; donde se incentiva de forma integral actividades que ayuden a salir de la pobreza a las comunidades”.

Sergio León: “Es un proceso de transformación social, económico, cultural y político de la sociedad local”.

Wendolyn Guadamuz: “Es la identificación y aprovechamiento de los recursos, potencialidades de una comunidad, barrio o ciudad. Cada uno como integrante de una comunidad asentada en un territorio es un actor de poder que dinamiza las diferentes acciones de intercambio, producción y aprendizaje”.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa