Demandan transparencia y eficacia en la seguridad social

Compartir:

Carmen Corrales vino desde Somoto. Hace dos años se fracturó la columna y hace un año que no puede caminar bien. En la clínica médica previsional a la que asistió, el médico general le recetó omeprazole, acetaminofén y paracetamol.

“La columna la tengo distorsionada, posiblemente tengo algunos cálculos, pero los médicos dicen que no tengo nada”. Carmen muestra las placas que le han realizado para ver el problema de su columna. “Se ve claramente cómo tengo la columna desviadas. Cuando llego, me van hacer el examen, no es que no tiene nada, porque como no hay especialista”.

Se trasladó a la Clínica Cruz Azul con la esperanza que todo cambiara, pero nada mejoró. Volvieron las acetaminofén, calcio, omeprazol, le agregaron alendromato y gel cada tres horas. “Yo necesito un especialista”. Lleva dos años con la dolencia y no ha logrado ser atendida por un especialista.

Esta realidad es la que quieren cambiar integrantes de diversas asociaciones de jubilados de distintos departamentos del país, que en conferencia de prensa demandaron autonomía y transparencia del Instituto de Seguridad Social (INSS). 

“Nuestra protesta es justa”, dice Arsenio Vivas quien llegó a Managua desde Masaya. Fue enfermero, trabajó 40 años en el Ministerio de Salud. Ahora tiene un problema de canal estrecho de la columna “Le he dicho al director de Sermesa y lo que me dan es acetaminofén para un dolor agudo. Esperamos que Roberto López ya vaya tomando en cuenta el día que nos va atender”.

“Que se nos entregue los medicamentos completos para todos los enfermos crónicos” agrega José Benito Tapia de la Asociación de Pensionados y Jubilados de León.  Tapia asegura ser testigo que en este municipio sólo se entrega una parte.  

José Benito trabajó 30 años para el Ministerio de Agricultura y Ganadería en León. A la falta de medicamentos, se suma la calidad de los mismos y la ausencia de especialistas, señala.

“Si yo te puedo solucionar el problema te lo soluciono te dice el médico general, pero si no te paso al especialista, me vio casi cuatro meses. Las enfermedades avanzan.  Qué es lo que están pesando”, se pregunta.

En Managua también existe una red de jubilados y pensionado integrada por personas de la Colonia Centroamérica, la Nicarao y La Fuente. Zoila Guadamuz es parte de ella. Entre sus demandas, proponen medidas para el corto y largo plazo, con las distintas asociaciones de jubilados del país:

  1. Trasladar al Presupuesto General de la República el monto que se paga por la pensión reducida, que son 40 millones de dólares.
  2. Acelerar el pago de 500 millones de dólares que le debe el Estado al INSS.
  3. Trasladar también al Presupuesto General de la República las pensiones especiales, que ascienden a 36.7 millones de córdobas.
  4. Consultar con las y los pensionados una nueva ley. Como fundamento de esta ley tendría que ser la autonomía y la transparencia.
  5. Revisar las inversiones y que se rinda cuentas.
  6. Reducir el porcentaje de gastos administrativos del INSS. Del 14 por ciento que se gasta en la actualidad, 2 mil millones 789 mil córdobas, reducirlos a un 6 por ciento.
  7. El Estado debe aportar el 0.25 del presupuesto al INSS lo que no se hace de manera regular.  

Por su parte, José Alejandro Castro de Carazo, enfatizó que realizarán marchas pacíficas. “Para que el pueblo se dé cuenta lo que están haciendo con nosotros. Estamos demandando al INSS porque ha hecho una mala administración. No somos méndigos".  

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa