CENIDH informa cierre de Onda Local

Compartir:

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos – CENIDH, informó  sobre el reciente cierre de “Onda Local”, el cual aparentemente ha sido una decisión  de la Asociación de Profesionales de la  Radiodifusión Nicaragüense (APRANIC).  Sin embargo, el CENIDH no duda que la misma  ha sido influenciada por el Gobierno de Nicaragua, lo que constituye una violación más al derecho de libertad de expresión y derecho de informar.

El 3 de abril de 2017, la periodista y defensora de derechos humanos, Patricia Orozco, directora de Onda Local, recibió comunicación escrita, en la que se le notifica que la Junta Directiva de La Asociación de Profesionales de la  Radiodifusión Nicaragüense (APRANIC), entidad propietaria de La Primerísima, decidió cancelar la transmisión del Programa “Onda Local”.  

El CENIDH destaca que el trabajo de Onda local consiste en narrar historias y realizar análisis  de temas de la vida económica, política, social y ambiental de los municipios, desde la visión de diversos actores; nacionales y locales, en formatos radiofónicos y digitales.

Onda Local, añade, realiza periodismo de investigación, contribuyendo de así a la construcción de un pensamiento crítico y propositivo en la sociedad, fomentando la participación ciudadana. “Su línea editorial, independiente y pluralista, con una política informativa ajena a intereses estatales, partidarios, religiosos y corporativos”.

El referido espacio noticioso, representaba la oportunidad para la población local de realizar denuncias por abusos y actos de corrupción cometidos por funcionarios del actual Gobierno. Además que representaba el medio de trabajo de cinco personas que sustentaban a sus familias. 

 Para el CENIDH, la clausura de este espacio noticioso, se suma a una lista de medios de comunicación y otros programas de radio, que han sido cerrados por cuestionar los abusos y negligencia gubernamental o bien por promover derechos humanos como a las represalias que han sufrido otros periodistas críticos.

En virtud de lo expuesto y considerando que estas acciones violentan los derechos humanos como son: expresar libremente opiniones y pensamientos, realizar críticas constructivas y difundir información, en los cuales el Estado de Nicaragua se encuentra obligado a promover, proteger y respetar.

El CENIDH solicitó a la Relatoría para la Libertad de Expresión:

Tome nota de la información presentada, a fin de realizar un monitoreo sobre la libertad de expresión en Nicaragua.

Realice acciones de verificación y seguimiento de las condiciones del ejercicio del derecho a la libertad de pensamiento y de expresión en Nicaragua.

Incluya  el cierre del Programa Onda Local  al abordar la situación de la libertad de expresión en Nicaragua en su próximo informe anual.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa