Lucha feminista: antipatriarcal, anticapitalista y anticolonialista

Compartir:

Como una “generadora de ruidos”, se define la cantautora y activista hondureña, Karla Lara, ya que con su música y las conferencias que imparte, crea espacios de debates y de reflexión.

“El feminismo es muy ruidoso, porque se mete debajo de tu colchón. Como habla de algo tan cotidiano, tan de la vida íntima, política, va tocando de a poquito… No importa la cantidad, sino que les quede sonando y que haga que todos los días se pregunten y reconozcan sus desventajas”, manifiesta Karla.

La activista hondureña no ha tenido formación artística, sino que ha aprendido a cantar cantando. Para ella, lo más importante es que las mujeres se den cuenta de que sus voces tienen poder.

Se define como “proselitista del feminismo”. Además de ser cantautora, es comunicadora. A través de la radio y la música, afirma que puede sensibilizar y abrir corazones de personas a las que les cuesta escuchar, ya que sus canciones “tienen rostros y una historia de vida”, por lo cual, producen confrontamientos de sentimientos como dolor, alegría, dureza, tenacidad, intensidad, entre otros.

Su activismo comenzó en la década de los 80. Cantaba en un grupo del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN). Recuerda esa época con alegría, pero también “con ausencia de muchas miradas”. Su experiencia en esos años, le permitió crecer como una activista.

Karla considera que la combinación de la música con el activismo feminista, le ha abierto puertas para llegar a diferentes grupos de mujeres. “Me da acceso a Plaza Pública y a las posibilidades de incidir, generar opiniones, críticas…”. Como su participación en la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras, donde se involucra en la lucha de los pueblos indígenas.

“Tenemos relación muy fuerte con el pueblo garífuna, con el pueblo lenca, con el pueblo tolupan, desde sus organizaciones como COPINH, OFRANEH y el Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia. Ahí hay como un vínculo establecido. Ahí hay una enseñanza muy fuerte desde los pueblos indígenas que también van marcando la agenda política de otras organizaciones que estamos más en las ciudades”, expresa.

En sus giras, ha encontrado como factor común al patriarcado. “No hay cosa más parecida en el mundo, que la instalación del patriarcado. Eso es patriarcado puro y duro”, afirma. Por lo cual, las mujeres sin importar nacionalidades, comparten historias muy parecidas, agrega Lara.

Nos matan por ser mujeres

nos matan queriendo atarnos

nos matan porque no pueden

doblarnos, ni amarrarnos.

Nos matan por ser mujeres

nos matan queriendo atarnos

porque no pueden callarnos. 

 

“Las mujeres nos parecemos en cualquier parte del mundo y por eso el reto es bien grande, de encontrarnos, de tejer esas sororidades, que nos vayan reconociendo y ver de qué manera nos juntamos para construir propuestas colectivas”.

Al sistema, derrotaremos

al juntarnos las mujeres que peleamos y pensamos.

Ya es tiempo. Hoy es el día.

Es la hora de luchar, es tiempo de rebeldía

no más miedo, todas juntas

si pensaban que era sola se equivocan

somos muchas.

Karla expresa que el feminismo tiene grandes retos, ya que las mujeres son las llamadas a la transgresión. Para ello, considera importante llevar el discurso a la práctica y ocupar el feminismo como “una arma política”.

Por su parte, esa arma política la utiliza cuando canta, tanto para denunciar, como para hacer un llamado a que más personas sean partícipes de la lucha, la cual debe ser con integralidad, afirma. “La lucha es desde ahora. Como decía Berta, es hacer la refundación por adelantado”.

Del jueves 30 de junio al sábado 02 de julio, se llevó a cabo en Nicaragua el concierto “Alerta aquí camina Berta”, donde Karla Lara y su grupo realizaron un recital, a fin de visibilizar la situación difícil de Honduras después de siete años del golpe de estado militar y a cuatro meses del asesinato de Berta Cáceres.

¿Qué te pareció tu visita a Nicaragua?

“Es bonito ver cómo la gente te recibe, con mucho cariño y alegría. Pero por otro lado, llegás a Nicaragua y ves que después de un tiempo revolucionario hay una izquierda que se parece bastante a la derecha, sobre todo respecto a cómo mira la lucha feminista y las propuestas, también sobre la lógica de la no consulta a los pueblos respecto a cómo conciben su vivir. Hay una idea de desarrollo impuesta y una lógica del extractivismo y del concesionamiento de los bienes comunes”.

¿Has recibido amenazas por tu música?

“…después de la época del golpe de Estado,  mis hijos tuvieron que salir del país. Pero ahora, amenazas directas no, pero sí algunos niveles de persecución en algunos momentos. Pasa mucho en Honduras, que ves un carro sin placas, polarizado, que está ahí como cerca de tu casa, que lo ves más de una vez y que no hay dónde ir y poner la denuncia para que se investigue”.

Puedo caminar

tengo zapatos

pero no tengo un camino

donde libre pueda andar

 

¿En qué cree Karla Lara?

“…en la autonomía territorial, en la determinación y la emancipación de los pueblos, en la lucha contra el colonialismo que llevamos dentro y en la necesidad de la construcción de identidades. Nuestra gran mentora Berta Cáceres, hablaba de la lógica de entender tres pilares de la lucha: la antipatriarcal, la anticapitalista y la anticolonialista. Ahí están las relaciones políticas que podemos hacer desde el feminismo”.

Entré en la casa de la justicia de mi país

y comprobé que es un templo de encantadores de serpientes

dentro se está como en espera de algo que no existe…

…Hablan de pureza,

con palabras que han adquirido el brillo de un arma blanca

las víctimas en contenido espacio,

miden el terror de un solo golpe

y todo se consuma bajo esa sensación de ternura que produce el dinero. 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa