“Existimos, resistimos y celebramos”

Compartir:

Por: Sayuri Nishime

Colores, chimbobas, mantas, banderas, música y diversidad, se reflejaban en la carretera a Masaya. Este 28 de junio, personas de la diversidad sexual, se concentraron en las afueras del Banco Lafise para celebrar el Día Internacional del Orgullo LGTBIQ.

Con alegría, consignas y bailes, se manifestaron “en contra de todas las formas de discriminación y violencia verbal, psicológica y física que recibimos día a día por romper con la heterosexualidad como única forma de relacionarnos erótica y afectivamente entre personas”, decía el pronunciamiento de la actividad, leído por Elvis Salvatierra, del Programa Feminista La Corriente.

“Todos los derechos para todas las personas”, “Odio, violencia y discriminación, no son valores de esta nación”, “Si Sandino viviera, con nosotras anduviera”, “No más crímenes de odio”, entre otras frases repetían durante el recorrido. Personas que no participaban de la actividad, observaban con miradas asustadas, de burlas, y otras de admiración, quienes sacaban sus manos por las ventanas de los buses y saludaban a las y los manifestantes.

Además de ser un día de celebración, la comunidad LGTBIQ, demandó a que el Estado de Nicaragua garantice políticas públicas “que respondan al reconocimiento de todas las identidades de género, orientaciones y preferencias sexuales. Es necesaria una Ley de Identidad de Género”, refiere el pronunciamiento.

“Nunca se había llenado de esa manera”, afirmó una de las participantes mientras se subía a un muro para observar las y los centenares de manifestantes. Elvis Salvatierra, consideró que el éxito de la actividad se debió a que el pueblo nicaragüense está tomando conciencia de que “somos cuerpos libres que no vamos a encerrarnos en el clóset y no alimentaremos la doble moral imperante en la sociedad”.

Los derechos de las personas LGTBIQ, muchas veces son vulnerados por la discriminación y los estigmas que existen alrededor de la diversidad sexual. Por eso, el lema que promovieron en la actividad fue: “Existimos, resistimos y celebramos. Exigiendo derechos, construimos ciudadanía”.

Parte de las demandas, es que el personal de salud cumpla la resolución ministerial 671-2014, a favor de la ciudadanía LGTBIQ, pues cuando van a pasar consulta, muchas veces son discriminadas y discriminados, lo que les hace más vulnerables ante las infecciones de transmisión sexual.

Asimismo, consideran que el Ministerio de Educación, debe elaborar un programa de prevención del acoso por orientación sexual e identidades de género en las aulas. Además, que las empresas privadas y el Estado, les garanticen el acceso a empleos dignos, los cuales, muchas veces se ven limitados por la identidad o expresión de género.

Lesbianas, gays, travestis, mujeres y hombres trans, transexuales, bisexuales, intersexuales y cuerpos queer, se resisten al cierre de espacios para participar, elegir y ser electas y electos como funcionarias y funcionarios públicos.

Las y los manifestantes también hicieron un llamado a las iglesias, para que dejen de reproducir discursos que promueven el odio a las personas LGTBIQ.

Al llegar a la rotonda de Metrocentro, hicieron un minuto de silencio en memoria a todas las personas que han sido asesinadas por motivos de identidad y expresión sexual. 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa