Cambio climático afecta humedales de San Miguelito

Compartir:

Por Julio López

El cambio climático está afectando los humedales en el municipio de San Miguelito, Río San Juan. La desecación (aridez) se ha acelerado, aseguró Franklin Briceño Martínez, ambientalista de San Miguelito y voluntario de la Fundación del Río.

Para Briceño, “los impactos del cambio climático serían menores, si dos o tres décadas atrás, hubiésemos tenido una actitud diferente en el aprovechamiento de los recursos naturales”.

El Lago Cocibolca está perdiendo su nivel, lo cual está afectando a los humedales. Pero, el cambio climático no es el único culpable, también está asociado a la deforestación.

“La parte alta de las subcuencas y microcuencas están fuertemente afectadas. Se están degradando por el despale, la agricultura migratoria y la ganadería extensiva que se ha venido desarrollando en el municipio y en la región”, manifestó.

Hay preocupación entre la población, asegura Briceño. “Quienes antes no creían que podíamos llegar a esta situación, hoy están sintiendo en carne propia los embates del cambio del clima que se refleja en la sequía y la pérdida de las fuentes de agua”.

En el sureste de Nicaragua, a criterio del ambientalista, la sequía, la pérdida de nivel y de caudales de los ríos y del lago, marca un hito en la historia de la región. “Ha habido períodos secos, pero no como lo estamos viviendo ahora”, remarcó.

Debe haber un cambio acelerado en la actitud de la población propone el ambientalista. Además, se debe aprovechar el proceso de regeneración de la tierra. “En un área de pastizales, donde no hay ni un solo árbol, a la vuelta de cinco años, si usted no toca esa área, va a tener un bosque secundario”.  

Es necesario “replantear y cambiar los métodos de producción, que hemos utilizado, que no han funcionado y nos han llevado a esta catástrofe ecológica”, añadió.   

Hay que darle vida a los humedales del Lago Cocibolca, considera Briceño “porque son sus filtros naturales, son como los riñones en el cuerpo humano. Y cuando estos humedales se alteran, el lago también sufre sus embates”, enfatizó.       

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa