Continúa asedio al periodismo en Nicaragua

Compartir:

Por Julio López  

El periodismo independiente de Nicaragua, conmemoró su día, debatiendo acerca de la situación de  la libertad de expresión y la libertad de prensa.

La Universidad de Ciencias Comerciales, UCC, rindió homenaje al maestro del periodismo nicaragüense  Danilo Aguirre Solís, quien a lo largo de su vida defendió con vehemencia las libertades públicas, continuando el legado de Pedro Joaquín Chamorro.

Alba Aragón, quien fue compañera de Danilo Aguirre, recibió una placa entregada por la UCC. Su hijo, Erick Aguirre, agradeció el homenaje a su padre.

Erick Aguirre, rememoró la vocación de lucha y amor por Nicaragua de Danilo, no sólo como periodista sino como abogado “defendiendo a reos perseguidos por la dictadura y legislando a favor del pueblo nicaragüense, tratando de consignar en la legislación elementos que no permitieran la repetición de las peores tragedias que hemos vivido en el pasado”.

Guillermo Rothschuh Villanueva celebró que su nuevo libro “Asedios a la Libertad” se presentara dentro de un doble contexto “en el homenaje que la universidad tributa a uno de los periodistas más grandes de la historia de Nicaragua; el Dr. Danilo Aguirre Solís, y la celebración del Día Nacional del Periodismo”.  

Formas de censura mudan de piel

Igual que las serpientes, las formas de censura en Nicaragua también han mudado de piel, a criterio de  Rothschuh. No se puede esperar que ocurran situaciones excepcionales, igual que en el pasado, como la destrucción de medios u ocupaciones militares, alertó. “En el primer capítulo de este texto no dejo de recordar que durante las elecciones municipales de 2008 ocurrió la destrucción de tres emisoras en la ciudad de León. Las formas tradicionales, pese a que van en retroceso, no terminan de desaparecer”.

La investigación Entre la censura y la discriminación: Centroamérica Amenazada, revela que en Nicaragua, la censura ha adquirido nuevas formas, reflejadas en las trabas a la cobertura periodística como el hecho de no permitir o expulsar a periodistas de conferencias de prensa, aseguró Patricia Orozco, directora de Onda Local, durante el Foro “Derecho a la Información Pública”, realizado este dos de marzo en la Universidad Centroamericana.

La negativa de dar entrevistas de funcionarias y funcionarios públicos y la restricción del acceso a la información pública, también constituyen censura previa. “Pese a la existencia de la Ley 621, de Acceso a la Información Pública, que precisamente fue aprobada en mayo de 2007, a sólo cuatro meses de haber llegado al poder el Comandante Daniel Ortega, no funciona”, recordó Guillermo Rothschuh.

Para Patricia Orozco, la autocensura sigue siendo un viejo mal presente, en el ejercicio periodístico, que se ha profundizado por la utilización histórica del pastel publicitario estatal; y en muchos casos, privado, como premio-castigo.         

“La publicidad oficial, lamentablemente, sigue girando en un círculo de hierro que inauguró el somocismo en Nicaragua y que pareciera imposible de romper”, aseguró el también docente de la UCC, Guillermo Rothschuh. Esa práctica, agregó, se reeditó en los gobiernos de Violeta Barrios, Arnoldo Alemán, Enrique Bolaños y Daniel Ortega. “Yo creí que como el Frente había sufrido en carne propia, iba a terminar con estas prácticas. Sin embargo, lo que ha ocurrido en el presente es una profundización de las mismas”.

Firmar me harás, cumplir jamás

Rothschuh recordó que en el año 2001, los candidatos a la Presidencia de la República de Nicaragua, entre ellos Daniel Ortega, se reunieron en la casa de la expresidenta Violeta Barrios, para firmar un compromiso relacionado con el acta de Chapultepec, que en su artículo 7 señala que “los gobernantes no van a utilizar la propaganda oficial, ni la entrega de licencias de radio y televisión como premio o castigo”, esto tampoco ocurre en el presente, aseguró.

Guillermo también mencionó la existencia de un duopolio televisivo en el país y calificó de inauditas las declaraciones del director de TELCOR, Orlando Castillo, cuando fue consultado sobre el tema por los medios de comunicación.  “Él dijo, sí tenés suficiente dinero, venís y pedís una licencia yo te la doy, la ponés a nombre de determinada gente; te doy otra licencia y la ponés a nombre de otro. También dijo que si los hijos del presidente le piden licencia no tenía por qué negársela. El director de Telcor no ve ningún conflicto de interés. Alguien me decía, no te olvidés de donde viene él antes de ocupar el cargo, era contable de Canal 4”, añadió.  

En la Gaceta del 23 de diciembre 2015, La Empresa Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos, TELCOR, otorgó una nueva frecuencia televisiva a la familia presidencial.  A como van las cosas, no sabemos cuándo va a terminar de configurarse el mapa de la televisión nicaragüense, cuestionó.

Para Adrián Uriarte, coordinador de la Carrera de Comunicación Empresarial y Relaciones Públicas de la UCC, la libertad de expresión pasa por la entrega de la publicidad estatal, el acceso a la información, la agresión a periodistas y el cierre de medios.

Manifestó que la publicación Asedios a la Libertad, lejos de ser un texto de relatoría de libertad de expresión, hace un esfuerzo por entrarle al análisis crítico y hacer una construcción teórica para quienes tienen alguna preocupación por la comunicación en Nicaragua. “Hace una radiografía del estado de la libertad de expresión, no sólo en Managua, sino en los distintos lugares del país. No trata solamente de quedarse en la denuncia sino que deja registrado y documentado la Nicaragua de hoy en temas de comunicación”, expresó.

   

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa