Continúa rechazo a explotación minera en Santo Domingo

Compartir:

Por Julio López

Ni reubicación, ni explotación minera en el municipio de Santo Domingo, Chontales, es la posición de una delegación de pobladores de este municipio. Expresaron su rechazo a la explotación del tajo “Jabalí-La Antena” que la empresa minera B2Gold quiere realizar.

La población afectada teme que se contaminen las fuentes de agua, principalmente el túnel 900, afluente del túnel El Azul, desde donde la pobalción de Santo Domingo se abastece de agua. 

Antes de proceder con la explotación, la empresa B2Gold tendrá que convencer a cuarenta y seis familias que acepten la reubicación en una urbanización que están construyendo, pero se ha topado con una fuerte resistencia de la población.    

“Qué va a pasar con los barrios que no están dentro del perímetro de los cien metros. Van a ser perjudicados con el polvo, con el ruido. Qué van a hacer con  quienes estamos ubicados en el perímetro de los cien metros y no queremos la reubicación”, son algunas de las interrogantes de la población.  

“En el barrio Jabalí La Antena, cuarenta y seis familias, están siendo amenazadas con el desplazamiento, desde octubre de 2014”, aseguró Walkiria Marín, lideresa del barrio Jabalí-La Antena.  

“La B2Gold continúa construyendo la urbanización. Ya tiene veinte viviendas, va a adoquinar las calles y piensa realizar un parque. Desde que comenzó el proyecto trabaja día y noche. Va a comenzar a construir el plantel ubicado contiguo a la antena”, manifestó Marín.  

Walkiria Marín, denunció que el barrio Carlos Fonseca está siendo afectado por las tiradas de dinamita que se realizan en el tajo Jabalí Central y advirtió que las familias de ese barrio con el paso del tiempo tendrán que ser desplazadas.  

Manifestó que las afectaciones van más allá del barrio Jabalí-La Antena, afectando indirectamente a los barrios “La Hermandad, Arnoldo Alemán, José Bregeón, Miguel Merel, Pancasán y Sandino”, ya que estarán expuestos al ruido y al polvo. 

El pasado 09 de octubre de 2015, el Concejo Municipal de Santo Domingo certificó un acuerdo municipal del 21 de septiembre de 2015, en donde se comprometió a la no ampliación de las dimensiones del tajo “Jabalí-La Antena”, en tanto la empresa minera DESMINIC S.A., subsidiaria de B2Gold, haya negociado en su totalidad con las cuarenta y seis familias afectadas con la construcción del tajo “Jabalí-La Antena” y mientras no se haya realizado un estudio hidrológico que permita la realización de un proyecto para la protección del túnel El Azul.    

El  Centro Humboldt, el Movimiento Salvemos Santo Domingo, la Asociación de Ciudadanos Unidad y Dignidad Santo Domingo Tiene Derecho a Existir y el Consejo Nacional en Defensa de la Tierra, el Lago y la Soberanía suscribieron un comunicado conjunto donde señalan sentirse vulnerables por la explotación que realiza la empresa minera B2Gold y por la falta de transparencia de las instituciones del Estado.

Exigieron a las autoridades nicaragüenses el respeto a sus derechos constitucionales, a un ambiente sano, a la libre determinación y a la libre movilización. 

Una vez más, solicitaron el Estudio de Impacto Ambiental del proyecto denominado “Tajo - La Antena” y denunciaron que la empresa está actuando sin haber realizado la consulta pública respectiva y sin tomar en cuenta a la población.  

Exhortaron al Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (MARENA) a pronunciarse  acerca de la denuncia ambiental que se remitió a esa entidad el pasado 26 de enero de 2015 contra la B2Gold.

Ahora van por el cerro Quiroz

Álvaro González Cruz, en representación de la Comarca Fruta de Pan, municipio de Santo Domingo, denunció afectaciones por parte de la empresa minera B2Gold. “Ahora vamos a tener el problema no sólo en la zona urbana sino también en la rural, porque quieren destruir el Cerro Quiroz, poniendo en peligro las fuentes de agua, particularmente el río Artigua que es abastecido por unas quince quebradas”.

González denunció que la empresa B2Gold ya presentó el Estudio de Impacto Ambiental ante la municipalidad, sin tomar en cuenta a la población afectada. “Presentan una cosa con los Estudios de Impacto Ambiental, pero en el terreno la realidad es otra. No sé por qué se están dando estos permisos, no sabemos de dónde vienen. Ya presentaron el Estudio de Impacto Ambiental y están violentando la Ley porque ese estudio lo presentaron en la Alcaldía de Santo Domingo y no convocaron a las personas que en realidad van a ser afectadas, las personas de las comunidades no se están dando cuenta de la magnitud del problema”, explicó Álvaro González.

“De realizarse la explotación, se afectaría el medio ambiente, las aguas. Estamos pidiéndoles a las autoridades que nos ayuden.  Estamos en peligro ya no sólo en el pueblo sino también en la zona rural. También sería afectada una reserva arqueológica, el medio ambiente y habrá un despale indiscriminado”, añadió.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa