Comisión Interamericana de Derechos Humanos exige a Nicaragua la protección de los miskitos de la Costa Caribe Norte

Compartir:

San José, 16 de octubre de 2015.- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) concedió ayer medidas cautelares para la protección de los miembros de las comunidades de Esperanza, Santa Clara, Wisconsin y Francia Sirpi, del territorio indígena Miskitu de Wangki Twi-Tasba Raya en Nicaragua. 

La Comisión encontró que la situación en la que se encuentran los pobladores miskitos reúne los requisitos de gravedad, urgencia e irreparabilidad necesarios para otorgar una medida cautelar. En consecuencia, solicitó al Estado de Nicaragua que brinde protección inmediata a la vida e integridad de los indígenas en estas comunidades —que suman aproximadamente 1,550 habitantes— y que además le informe sobre las acciones adoptadas para investigar los asesinatos, las amenazas y agresiones de las que han sido víctimas los beneficarios de las medidas de protección, de manera que se evite la repetición de este tipo de hechos.

El pueblo Miskitu se encuentra asentado en la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte. Las cuatro comunidades afectadas, están localizadas, más concretamente, sobre el margen sur del Río Coco o Wangki, en el Municipio de Waspam. Sus territorios han sido invadidos y ocupados por “colonos” que alegan tener derechos sobre partes del territorio. 

Cifras del Centro por la Justicia y los Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua (CEJUDHCAN) revelan que del 2013 al 2015 han sido agredidos aproximadamente 54 habitantes de la costa Caribe Norte de Nicaragua, de los cuales 24 fueron asesinados. Además cientos de personas han sido forzadas a huir —obligadas por la situación de violencia generalizada— llegando al menos 361 a Puerto Cabezas, y el resto a la frontera con Honduras. 

Los ejemplos más recientes ocurrieron el pasado mes de septiembre con el asesinato de Mario Leman Müller, dirigente del partido político YATAMA y la agresión de Constantino Rommel —vicepresidente del territorio al que pertenecen las cuatro comunidades ahora protegidas—, gravemente herido.

 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa