Noticias | Régimen procesa a dos estelianos por “Ciberdelito”

Régimen procesa a dos estelianos por “Ciberdelito”

Onda Local y Voces en Libertad

Foto: Onda Local

La represión de la dictadura Ortega-Murillo continúa y en el mes de noviembre detuvieron a dos estelianos, para procesarlos por la “Ley de ciberdelitos”. Una de las nuevas víctimas del régimen tiene 56 años de edad y ni siquiera tenía acceso a internet.

El 27 de octubre del año pasado, la Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó una una nueva ley promovida por el Gobierno, denominada Ley 1042, “Ley Especial de Ciberdelitos”, la cual ha sido utilizada para silenciar a quienes critican las acciones estatales, por lo que es cuestionada por organismos de derechos humanos, entidades internacionales y la oposición. Del departamento de Estelí, aún no habían sido procesados ciudadanos con esa ley, sin embargo, a inicios de noviembre fueron detenidos Alexis Peralta, de Condega, y el señor Santos Camilo Bellorín, de Pueblo Nuevo, quienes ya enfrentan un proceso judicial.

Don Santos Camilo Bellorín es originario de la comunidad Guasuyuca, tiene 56 años de edad y toda su vida se ha dedicado a la producción de granos básicos y de café. Sus parientes relatan que él ni siquiera tenía un celular con acceso a internet, por lo que resulta ilógico que lo acusen de cometer “ciberdelito”.

Don Santos Camilo Bellorín, de 56 años de edad, nuevo preso político de la dictadura

Erlin Camilo Bellorín Vanegas, hijo de don Santos informó que su papá fue detenido durante la noche del pasado 6 de noviembre. Una patrulla de la Policía de Pueblo Nuevo se detuvo frente a su casa y los agentes lo llamaron para que supuestamente les colaborara en una investigación. El ciudadano solía tener buena relación con la policía del municipio, por lo que con confianza accedió a acompañarlos. No obstante, en esa misma noche lo trasladaron al Complejo Policial Boris Vega (Conocido como Operaciones) de la ciudad de Estelí.

En “Operaciones”, don Santos pasó recluido hasta el 10 de noviembre sin que la policía brindara información sobre el motivo de su detención y estuvo incomunicado con su familia. “Nosotros llegamos todos los días, pero no nos dejaron verlo ni una vez, solamente nos dijeron que estaba en un proceso investigativo. Pero no nos daban más información, por lo que expusimos un recurso de exhibición personal ante el tribunal de este departamento, el cual fue admitido. El 10 lo pusieron en libertad, pero el 13 lo volvieron a detener, tenemos más de 15 días sin verlo y hasta el 24 fue que por nuestra cuenta averiguamos sobre qué lo acusaban, porque no nos daban información”, señala Erlin Bellorín.

Esa segunda detención por la que continúa preso, se registró luego que el 12 de noviembre agentes policiales se presentaran a su vivienda, nuevamente por la noche, pero don Santos Camilo no se encontraba en casa, por lo que el sábado 13, él fue por su cuenta a la estación policial, “voy a ir a ver qué es lo que necesitan, el que nada debe nada teme, entonces voy a ir por si hay algo más qué aclarar todavía” recuerdan que dijo don Santos. Desde entonces se encuentra prisionero en Estelí y ya se realizó su audiencia preliminar.

Disculpas de un sandinista

“El miércoles que él llega a casa (Al salir de la primera detención), a eso de las dos o tres de la tarde, él llegó en un taxi con un hermano mío y lo estaba esperando un simpatizante del Frente Sandinista que le dijo que se disculpaba, que él como parte del FSLN se disculpaba con él por lo que lo habían hecho pasar, mi papá lo disculpó y la plática no fue muy extensa” recuerda el hijo de detenido. 

Impacto familiar

“Esto nos impacta como familiares porque desconocemos esta situación, él nunca ha participado en esas acciones que le están acusando”, manifestó el licenciado José Francisco Bellorín Espinoza, sobrino de don Santos. En tanto, Erlin añadió que además de los otros perjuicios, “una vez que él está aquí, lo que son los gastos de comida y transporte, que tenemos que realizar, son daños económicos que a como está la situación no estamos para incurrir en estas cosas”. 

Estos parientes se encuentran muy preocupados por la salud de don Santos, puesto que sufre enfermedades cardíacas para las cuales debe tomar medicamento con regularidad y en las celdas no lo está recibiendo. 

Desconocen las supuestas acciones cometidas

“Esas acciones contra el gobierno, que ellos dicen, se desconocen porque él es un campesino, pasa del campo a su casa y a una pulpería que tiene. Sus trabajadores están preguntando mucho por él. A un café que él estaba cultivando ya ni siquiera pudo darle el visto bueno. Hace falta porque lo estiman mucho y saben que es un hombre trabajador” manifiesta Erlin. 

Pobladores de la comunidad Guasuyuca, de donde procede don Santos Camilo y su familia, manifiestan que sobre él conocen que es liberal y que no ha estado de acuerdo con las “cosas malas” que ha hecho el gobierno. Sin embargo, no ha tenido ninguna participación o incidencia de relevancia como opositor, por lo que esta situación es de sorpresa para toda la localidad y el municipio.

También dijeron bajo anonimato que “él nunca ha sido una persona problemática, tiene parientes abogados, son personas de bien y la gente aquí está asombrada, no se sabe exactamente por qué se lo llevaron, hay especulaciones, pero nada concreto”, indican.

Piden apoyo a organismos de Derechos Humanos

Erlin Bellorín y José Francisco Bellorín Espinoza, hijo y sobrino de don Santos respectivamente, indicaron que urgen del apoyo de organismos de derechos humanos ante esta situación, puesto que su familiar está siendo víctima de injusticias, lo acusan de algo sin fundamento, lo tienen incomunicado, “Él ya prácticamente es otro reo político”, señalan.

Ellos se dispusieron a buscar apoyo de entidades defensoras de derechos humanos en Estelí, pero en esta ciudad prácticamente sólo operaba el CENIDH en esa área y sus instalaciones fueron cerradas en el 2018, luego de que el régimen cancelara su personería jurídica a nivel nacional, como otra de sus medidas represivas, por lo tanto, esperan recibir asesoría de la CPDH, Nicaragua Nunca Más u otras organizaciones. 

Te podría interesar