Noticias | Nicaragua renuncia a la OEA

Nicaragua renuncia a la OEA

Onda Local

Foto: EFE

El canciller Denis Moncada anunció la salida de Nicaragua de la Organización de Estados Americanos (OEA). “Estamos renunciando y dando por terminado el vínculo del Estado Nicaragua y la OEA”, expresó. 

El comunicado fue enviado la mañana de este viernes al secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Moncada señaló que la denuncia a la carta democrática y la salida de Nicaragua del organismo, se da por la petición a Ortega de la Asamblea Nacional y el Tribunal Supremo de Justicia, instituciones controladas por el régimen Ortega – Murillo.

El pasado 12 de noviembre con 25 votos a favor, siete abstenciones y uno en contra, la OEA desconoció el proceso de votaciones presidenciales en Nicaragua. Esto dio como resultado una evaluación colectiva inmediata de la situación del país por el consejo permanente de la institución, en conformidad con la Carta de la OEA y la Carta Democrática Interamericana, debiendo completarse antes del 30 de noviembre. Estas medidas han sido catalogadas por el régimen y sus funcionarios como actos “injerencistas” en asuntos internos del país, llevando a la “renuncia y desvinculación irrevocable de la OEA”.

Denis Moncada expresó “El pueblo y gobierno de Nicaragua renuncia a formar parte de esta organización cautiva en Washington, instrumentalizada en favor de intereses norteamericanos convirtiéndose en constructora de injerencia y desacuerdos en prejuicios y desacuerdos de los pueblos de América Latina y el Caribe”. Además señaló a la OEA de transgredir su propia carta, incumpliendo principios expuestos en la misma.

El periodista, Wilfredo Miranda criticó en su cuenta de Twitter, la decisión del régimen bajo las justificaciones de siempre “injerencia y soberanía” alegando que “no es nada soberano echar presos a opositores y asesinar a ciudadanos”. En el mismo hilo,  indicó que Ortega y Murillo se adelantan a las presiones de curso de la comunidad internacional

Para la defensora de derechos humanos, Haydeé Castillo, desde 2018 hasta la fecha, el régimen ha ignorado todos los llamados de la comunidad internacional y con su comportamiento fue socavando y buscando ese camino “cuando ve que el marco jurídico empieza a pedirle cuentas por todas estas violaciones quiere salir en carrera de todos estos espacios” señaló.

Castillo recuerda que en 2017 el Instituto de liderazgo de las Segovias como parte del grupo de observación electoral “Panorama electoral” llevó su misión de observación electoral y a pesar de denunciar ese proceso como ilegítimo, ese año la OEA reconoció las elecciones del régimen “en ese momento no denunciaron a la OEA, pero ahora que viene quedando clarísimo y que es casi toda la comunidad internacional la que les pide cuenta ahora si quieren denunciar la carta”.

Haydeé explicó que a pesar de la renuncia de Nicaragua a ser miembro de la OEA, está sujeta durante los dos años y cumplir con lo establecido por dicho organismo y criticó los argumentos con los que el régimen sustenta sus denuncias “hablan de que es un injerencismo en los asuntos internos de la nación cuando Nicaragua es firmante de la carta democrática interamericana de la OEA”.

La petición fue sustentada por el artículo 143 de la OEA que dicta “Artículo 143. Esta Carta regirá indefinidamente, pero podrá ser denunciada por cualquiera de los Estados miembros, mediante comunicación escrita a la Secretaría General, la cual comunicará en cada caso a los demás las notificaciones de denuncia que reciba. Transcurridos dos años a partir de la fecha en que la Secretaría General reciba una notificación de denuncia, la presente Carta cesará en sus efectos respecto del Estado denunciante, y éste quedará desligado de la Organización después de haber cumplido con las obligaciones emanadas de la presente Carta”.

Según el Mecanismo para el reconocimiento de personas presas políticas, hasta la fecha Ortega tiene encarcelados a más de 160 presos y presas por razones políticas. Las personas privadas de libertad por razones políticas han sido víctimas de malos tratos, torturas y aislamiento de parte de los oficiales, denuncian familiares.

Organismos de derechos humanos, la comunidad internacional y la ciudadanía nicaragüense sigue demandando justicia por los actos perpetrados por el régimen dictatorial Ortega - Murillo, desde abril 2018.

Te podría interesar