Remesas para sobrevivir y alimentarse mejor

Compartir:

Por Cristopher Mendoza Jirón

En compañía de una diversidad de organizaciones locales, la Asociación de Migrantes “Nicasmigrante” llevó a cabo la tarde de este jueves el Foro Nacional Migración, Remesas y Alimentación.    

En dicha actividad se compartió avances de un estudio realizado en catorce municipios, de los departamentos de Chinandega, Granada, Managua, Masaya, Nueva Segovia y Rivas; con énfasis en municipios fronterizos.

Según Nicasmigrante, el estudio empleó  mil cuatrocientas encuestas, y tiene como fin estudiar el tema de las remesas familiares para establecer una comparación entre el nivel de ingresos de las familias de migrantes y aquellas de no migrantes. Otro de los objetivos, era conocer si la dieta alimenticia en familias de migrantes presenta diferencias con la dieta de familias que no migran.

“Los hallazgos más importantes, primero, es que del grupo familiar los que están emigrando son las hijas en mayor número que los hijos. Segundo, que las remesas en Nicaragua se acercan a los 150 dólares mensuales. Tres, que esa remesa es (en la mayoría de los casos encuestados) la principal fuente de ingreso y/o el segundo factor que asegura la economía familiar. Otra cosa que consideramos importante, es que al analizar la dieta alimenticia, un poco menos del 80% de la población es la que está comiendo arroz y frijoles. Es decir, un 20 por ciento de la población no lo está comiendo ni el arroz ni los frijoles de manera diaria”, afirmó Martha Cranshaw, coordinadora de Nicasmigrante.

Pese a que la migración a menudo se ve como indicador negativo, por las escasas opciones laborales del país, es posible señalar aspectos positivos.

Un asunto evidente de la positividad, según Cranshaw, es que quienes poseen una dieta más balanceada, pertenecen a grupos familiares de migrantes. Las remesas son no sólo parte de la estrategia de sobrevivencia, sino una mejor dieta. “La migración, entre otras cosas, tiene un elemento cultural importante. Así como nosotros compartimos nuestra cultura de cocina, de nuestra comida, también aprendemos a comer cosas que en Nicaragua no comemos, por ejemplo en Costa Rica comen mucho más que nosotros la berenjena, en El Salvador comen más la verdolaga. En Guatemala, comen varias de las hojas que nosotros no comemos. Entonces la migración trae de contrapartida también un aprendizaje”. 

La encuesta arrojó que los países hacia donde migran más nicaragüenses son en primer lugar Costa Rica, seguido de Estados Unidos, España, Panamá y el resto de la región centroamericana. No obstante, ya se empieza a observar la salida de migrantes hacia destinos como Japón.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa