EN VIVO

EN VIVO

Unidad Nacional desconoce "elecciones" en Nicaragua

Compartir:

La Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) de Nicaragua “no reconoce como legítimo ni legal el proceso electoral que culminará en las votaciones del próximo 7 de noviembre de 2021”, así lo dio a conocer la mañana de este martes 03 de agosto de 2021 en una conferencia de prensa, presidida por Alex Hernández y Alexa Zamora, del Consejo Político.  

Para la UNAB, la dictadura de Ortega y Murillo ha optado por llevar al país a “a la peor elección posible”. “La dictadura de los Ortega Murillo aniquiló la posibilidad de que las elecciones de noviembre próximo sean libres y transparentes y, con ello, sella con la ilegitimidad los resultados fraudulentos”.

La Unidad Nacional razona su decisión en que:

  1. Desde el 2018, Ortega y Murillo han impuesto de facto un estado de sitio, conculcando las libertades ciudadanas y violando sistemáticamente los derechos humanos de las personas nicaragüenses. “Esta situación ha dejado como resultado más de 300 asesinados, más de 100 mil nicaragüenses en el exilio y centenares de presas y presos políticos, de los cuales más de 140 permanecen hoy en las cárceles”, dice la UNAB.
  2. Ha habido un “absoluto incumplimiento del régimen a sus compromisos internacionales y a las recomendaciones hechas por la Organización de Estados Americanos (OEA) en su resolución del 20 de octubre del 2020”, la cual señala que el proceso electoral de noviembre de 2021 no cumple con los estándares internacionalmente aceptados en materia electoral.  
  3. La negativa del régimen de atender las demandas por condiciones que permitan un proceso electoral libre, transparente y participativo.
  4. La aprobación e implementación de leyes inconstitucionales como la de Ley Soberanía del Pueblo, la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros, la Ley Especial de Ciberdelitos, la Reforma al Código Penal y las distintas reformas a la Ley Electoral.
  5. En el mes de mayo de 2021, el Consejo Supremo Electoral despojó de su personería jurídica a dos partidos políticos; el Partido Conservador y el Partido de Restauración Democrática (PRD), lo cual impidió que la Coalición Nacional participara en las elecciones bajo la casilla del PRD.  
  6. A partir de mayo y junio del presente año, la dictadura intensificó la represión y el estado de terror a través de sus fuerzas parapoliciales y su sistema judicial contra liderazgos políticos, periodistas y profesionales sanitarios.  
  7. Las precandidaturas presidenciales y muchas de las candidaturas a diputaciones nacionales se encuentran “secuestradas y desaparecidas por la dictadura, en el exilio o en la clandestinidad.
  8. La absoluta parcialidad del Consejo Supremo Electoral y sus magistrados, junto a la grave opacidad en los procesos de depuración del padrón electoral, aunado a las reformas a la Ley Electoral, aprobadas el 4 de mayo, que anulan la observación electoral (nacional o internacional) y cancelan cualquier posibilidad de someter recursos a la Corte Suprema de Justicia (CSJ), han acabado con cualquier oportunidad de competir en igualdad de condiciones en una justa electoral.

La Unidad Nacional dijo que seguirá defendiendo el legítimo derecho del pueblo nicaragüense a tener un proceso electoral libre, transparente, democrático y con garantías, para que pueda ser reconocido por la comunidad internacional, único camino pacífico y democrático para resolver la trágica crisis que vive Nicaragua. Asimismo, planteó que continuará trabajando por la unidad de todas las fuerzas políticas y sociales, impulsando y organizando diversas formas de lucha y resistencia cívica en todo el territorio nacional.

 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa