EN VIVO

EN VIVO

Marcha del Día Internacional del Orgullo LGBT en Nicaragua, 28 de junio de 2018
Duyerling Ríos / Onda Local

Derechos de la comunidad LGBTIQ+ deben incluirse en propuestas de gobierno

Compartir:

En la actualidad “no existe ningún interés político o una inclusión de parte de ellos con la diversidad sexual o la población LGBTIQ+”, señala Ludwika Vega presidenta de la Asociación Nicaragüense de la Identidad Transgénero (ANIT) con respecto a las propuestas de gobierno que venían haciendo las y los precandidatos presidenciales.

Aunque en este momento el foco de atención está centrado en conocer el estado de salud de las y los precandidatos presidenciales, que continúan encarcelados por el régimen Ortega-Murillo, lo cierto es que su derecho a correr por la silla presidencial en noviembre próximo sigue vigente. Por tanto, es necesario analizar si sus propuestas de gobierno, son incluyentes y no discriminan a sectores de la comunidad nicaragüense. 

En el marco del Día del Orgullo LGBTIQ+, conmemorado el pasado 28 de junio, Onda Local realizó una revisión y algunas consultas sobre el contenido de las distintas propuestas de gobierno.  En las propuestas ya existentes, poco o nada refieren sobre los derechos de las mujeres o la inclusión de personas lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, transexuales, travestis, intersexuales y Queer (LGBTIQ+).

Vega refiere que una demanda histórica de las personas que pertenecen a la diversidad sexual y que ningún candidato ha tomado en cuenta, es que no exista más impunidad en crímenes hacia personas que deciden vivir su orientación sexual e identidad de género de manera libre. La activista trans, recordó el caso de Lala, mujer trans de 22 años asesinada el 03 de marzo en Somotillo, Chinandega. 
Otras de las demandas que menciona Ludwika, es el reconocimiento de las personas LGBTIQ+ “Como mujeres trans no existe una identidad de género que me reconozca como Ludwika, una mujer trans que se identifica con un nombre”. 

Damaso Vargas activista político integrante de la Mesa Nacional LGBTIQ+ de la Unidad Nacional, agrega que la religión es la principal razón del porqué los precandidatos dejan en segundo plano a la comunidad LGBTIQ+. “Las religiosidades son peligrosas porque se escudan en un discurso de querer salvar a todo el mundo para profesar discursos de odio que terminan violentando derechos humanos.”
Para Vargas es inaceptable que los precandidatos políticos eviten hablar de la comunidad LGBTIQ+ por el “conservadurismo” que existe en el país. “Es complicado ver a un dirigente político que cuando vamos a hablar de aborto o de derechos humanos de las personas LGBTIQ+ su religión no se lo permite…ahí hay un nivel de hipocresía bastante grande”.

Ariel Sotelo forma parte de Consejo Político de la Unidad Nacional Azul y Blanco, UNAB, comenta que en este momento los candidatos están enfocados en agendas más específicas “y no están construyendo sociedad desde los derechos que son vitales para refutar el Estado.” 

Ariel Sotelo, Ludwika Vega y Damaso Vargas.

En internet es posible tener acceso al Plan de Nación de Félix Maradiaga, precandidato por la UNAB y el Plan de Gobierno “Nos Mueve la Esperanza” de Juan Sebastián Chamorro, precandidato por la Alianza Ciudadana. Este último tiene incluido un acápite de Género donde se compromete a garantizar y proteger los derechos de las mujeres. “Se establecerá un programa especial de erradicación de la violencia contra las mujeres y la eliminación de cualquier tipo de discriminación”.

A juicio de Damaso Vargas es una “falacia intentando convencerte de que Juanse se volvió progre en tres años...hicieron ese acápite de género por no dejar, porque sabían que tenía que estar ahí, pero ese acápite de género es lo más pobre que podés ver cuando alguien habla del tema de género”.

Ariel Sotelo ratifica que “dentro de la Alianza Cívica este tema es inexistente y hasta ponen una barrera para hablar de derechos LGBTIQ+ e incluso personas que son gays dentro de esa organización no asumen por estrategia política”. También indicó que dentro de la UNAB se trabaja para que estos temas sean visibilizados.

Para Damaso Vargas y Ludwika Vega no existe ningún precandidato que las represente ni tome en consideración los derechos de las personas LGBTIQ+, Vargas se mostró renuente a ejercer el voto por algún precandidato o precandidata “No hay forma de que yo vea a uno de ellos y diga votaría por él o por ella”. 

Vargas recomendó a quienes quieran postularse como candidato a la presidencia no regirse por sus creencias personales y respetar que el Estado no tiene religión oficial. “El pueblo no tiene que ser diverso, tiene que aprender a respetar las diversidades”. 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa