EN VIVO

EN VIVO

Plantón en Plaza de la Cultura, San José, Costa Rica
Julio López / Onda Local

Acción feminista global por la libertad de Nicaragua

Compartir:

En San José, Costa Rica, el día está lluvioso. El cielo se ve oscuro como el panorama político de Nicaragua. Sin embargo, las personas nicaragüenses en el exilio no pierden la esperanza de ver una Nicaragua en libertad, por eso se mantienen en pie de lucha. 

Un grupo de nicaragüenses llegó hasta la Plaza de la Cultura para demandar la liberación de las personas privadas de libertad por razones políticas. 

Visten camisetas blancas y alzan afiches con las fotografías y nombres de las diez presas políticas del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

El plantón es parte de las acciones internacionales de solidaridad convocadas por feministas en El Salvador, Argentina, Ciudad de México, Galicia, Barcelona, entre otros lugares.

Acción feminista en México

“Estamos pidiendo libertad para las presas políticas, libertad para los presos políticos, cese a la represión, cese a la persecución a periodistas y defensores”, dijo Ana Quirós, directora del Centro de Información y Servicios de Asesoría en Salud (CISAS), una de las nueve organizaciones clausuradas por el régimen de Daniel Ortega en 2018.

Quirós, quien fue expulsada de Nicaragua por el régimen de Daniel Ortega, añadió que, “cada día hay nuevas citatorias en el Ministerio Público, hay nuevas persecuciones, hay acoso. Queremos democracia, queremos justicia, queremos libertad y queremos ya elecciones limpias, creíbles, no amañadas y fraudulentas como las que se están preparando para el 7 de noviembre”.

Las organizaciones feministas integrantes de la Articulación de Movimientos Sociales (AMS) también se sumaron al #GritoFeministaPorNicaragua y llamaron a la solidaridad feminista frente a la dictadura de Daniel Ortega. 

Las organizaciones feministas y aliadas exigen “el cese inmediato de la represión y la liberación de todas las personas presas políticas en Nicaragua”.

“Organizaciones feministas y de mujeres de distintos países de América Latina y el Caribe y del Estado Español exigimos al gobierno de Nicaragua el cese inmediato de la violencia y la represión social de las fuerzas policiales, parapoliciales y otras instancias del Estado hacia las defensoras de derechos humanos, activistas feministas y lideresas”, señala el comunicado.  

Las organizaciones feministas hicieron un llamado a Daniel Ortega a que otorgue libertad plena a las personas presas políticas y detenga los procesos de judicialización hacia cada una de ellas. Asimismo, solicitan garantizar el debido proceso a las personas investigadas, en cumplimiento con las normas del derecho internacional humanitario, los derechos humanos y los compromisos suscritos por Nicaragua a través de instrumentos internacionales y, en general, los marcos normativos de un Estado Social de Derecho. Esto incluye que las personas investigadas tengan acceso a sus abogados o abogadas de confianza, reciban visita de sus familiares y, sobre todo, se les garantice un trato digno, en línea con los estándares de derechos humanos.

Otra de las demandas es detener inmediatamente la represión, la persecución y las distintas violencias hacia personas líderes, periodistas, feministas, activistas y defensoras de DDHH, quienes han denunciado violencia sexual, tortura, hostigamiento, violación y humillaciones sexuales en centros de detención y en sus territorios.

Además, exigen garantías para la participación política de las mujeres en Nicaragua, sin que por su ejercicio ciudadano y de oposición al régimen sufran persecución, judicialización, violencias, ni hostigamiento alguno.

También proponen derogar las leyes aprobadas por la Asamblea Nacional de Nicaragua, controlada por Daniel Ortega, que violan los derechos civiles y políticos de las personas, y restringen la capacidad de incidencia de las mujeres y sus organizaciones.

Para Ana Quirós, la escalada represiva de Daniel Ortega únicamente se explica porque tiene miedo y sabe que su fin esta cerca.

Aunque las esperanzas en una salida electoral a la crisis se han venido desvaneciendo, Quirós considera que “no hay muchas alternativas” y no se puede dejar el renglón de la demanda de elecciones limpias. “No podemos dejar que se salgan con las suyas y hagan cualquier cosa en estas elecciones creyendo que ya bajamos los guantes, por eso vamos a seguir demandando elecciones limpias y supervisadas”, dijo. 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa