EN VIVO

EN VIVO

Miguel Mendoza, periodista y cronista deportivo
Facebook / Miguel Mendoza

Miguel Mendoza, encarcelado por difundir sus ideas

Compartir:

La noche del 21 de junio, la policía orteguista detuvo al periodista y cronista deportivo Miguel Mendoza Urbina. Mendoza tiene 25 años de experiencia en el periodismo deportivo y es integrante del programa radial Doble Play junto a Edgard Tijerino, René Pineda y German García. 

Este viernes 25 de junio Miguel cumple cuatro días de estar preso en el Complejo Judicial, Evaristo Vásquez, conocido como el nuevo Chipote. La policía orteguista oficializó la detención de Miguel Mendoza a través de medios oficialistas y dio a conocer que el periodista estaba siendo investigado, “por realizar actos que menoscaban la independencia, la soberanía, y la autodeterminación, incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos”, según el artículo uno de la Ley 1055, Ley de Defensa de los Derechos del pueblo a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz, aprobada el 21 de diciembre de 2020 y con la que se ha justificado el encarcelamiento de personas de la oposición. 

La Fiscalía emitió un comunicado en el que presentó un escrito de solicitud de audiencia para pedir la ampliación del período de investigación y detención judicial en contra de Miguel Mendoza. La solicitud fue admitida y de inmediato se le dictó detención judicial por 90 días.

El 23 de junio, Margin Pozo, esposa de Miguel Mendoza se presentó en el Complejo Policial, para solicitar información porque desconocía dónde había sido trasladado. “Estaba desesperada y angustiada, muchas familias estamos pasando por esta situación que detienen a  nuestros familiares y no sabemos dónde está, dónde buscarlo, dónde poder obtener información y el día de hoy vine para corroborar si estaba acá y me dijeron que sí”.

Margin Pozo comentó que en “El Nuevo Chipote” le informaron que Miguel se encontraba en  buenas condiciones, pero no dejaron que lo viera. El periodista es prediabético. “Me dijeron que no era posible verlo, que sólo puedo traerle los artículos de la lista que me dieron, entre ellos agua y algunas cosas de higiene personal, pregunté si podía traerle su medicamento y me dijeron que tampoco es posible, porque dentro hay un médico y él es quien le está facilitando el medicamento que necesita; después dijeron que ya no podían darme más información”.

Según el relato de Margin, el día de la detención de su esposo la policía llegó sin una orden de detención. “Cuando llegó el oficial lo que me dijo fue que abriera la puerta, yo me opuse le dije de que no porque no había una orden, sin embargo, me dijo que si no lo hacía iban a entrar a la fuerza, yo les abrí la puerta y pedí que fueran humanos por mi hija, ella tiene pánico a los policías desde el año 2018, pedí que por favor no hicieran mucho escándalo porque mi hija estaba dormida y lo respetaron. No nos maltrataron, revisaron cada parte de mi casa, los cuartos y desde que ellos entraron yo les dije que no iban a encontrar nada, porque no tenemos nada que esconder, todo lo que Miguel hace es por su trabajo deportivo fue lo que encontraron”.

Margin expresó que al momento del allanamiento la policía se llevó una cámara dañada desde hace siete años, le confiscaron su teléfono y el de otra persona que se encontraba en la casa esa noche y algunas facturas que son de publicidad.

“Miguel no está en ningún partido político, en ninguna alianza, simplemente es un periodista que comparte sus ideas y el hecho de compartir ideas o la opinión personal no es un delito en nuestro país, para eso existe la libertad de expresión y la democracia”, refirió Margine cuando le preguntaron si existía alguna razón para que detuviera al periodista.

Antes de su detención, Miguel Mendoza había recibido amenazas

A pesar de que la esposa del periodista asegura que Miguel no recibió asedio, ni persecución de la policía previo a ser capturado como ha ocurrido en los otros casos, si había recibido amenazas y en las redes sociales circulaba una campaña de desprestigió donde los amenazaron con detenerlo. “Miguel es un hombre muy fuerte, muy valiente y Miguel decía si realmente me van a hacer algo no me voy a esconder, no me voy a ir del país porque yo soy nicaragüense, aquí voy a estar luchando por la libertad de expresión, realmente él pensó que nunca iba a suceder esto porque lo que hacía era un trabajo de divulgación”, señaló Margin Pozo.

Desde abril de 2018, Miguel Mendoza combinó el activismo político con su pasión por el deporte y utilizó sus redes sociales para denunciar las arbitrariedades cometidas por el régimen de Daniel Ortega.

La libertad de expresión que ejercía Miguel Mendoza en las redes sociales, es respaldada por la Constitución Política de Nicaragua, el artículo 30 refiere que, “los nicaragüenses tienen derecho a expresar libremente su pensamiento en público o en privado, individual o colectivamente, en forma oral, escrita o por cualquier otro medio”.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa