Nuestra VIDA… vale más que el ORO

Compartir:

Duyerling Ríos

Cuidemos la tierra

Podemos vivir sin oro, pero no podemos vivir sin agua y tierra

Cuál es la gritería, que se acabe la minería

La explotación de la riqueza de la tierra hoy, es la pobreza del ser humano mañana. Digamos NO a las concesiones mineras

Por el derecho a la preservación de nuestro recursos

Estos mensajes se leían en pancartas y mantas que portaban ciudadanas y ciudadanos de Rancho Grande, Tuma - La Dalia, El Cuá y Mina Limón en octubre 2013. Protestaban para evitar que la transnacional canadiense B2GOLD, dueña de las Minas El Limón y La Libertad, también explote los recursos naturales del municipio de Rancho Grande.

“Sí a la producción, sí a la seguridad alimentaria”, consignaba un pequeño cartel que portaba Ernestina Duarte; quien nos compartió el tipo de riqueza que quieren para su municipio.

Por medio de altoparlantes, Doris Suazo de la Red de Mujeres de Matagalpa, exigió respeto a la tierra y a sus cuerpos. “Esta empresa pretende extraer oro a cielo abierto en el cerro El Pavón y para vencer la resistencia de las comunidades que serán perjudicadas trata de lavarse la cara ofreciendo pequeñas regalías, además de comprar la complicidad de algunos periodistas, funcionarios públicos y políticos… rechazamos la entrega que el gobierno de Nicaragua hace a empresas transnacionales de la tierra y los bienes de la naturaleza… este modelo económico capitalista, colonialista y racista explota la tierra, como el machismo explota y desgracia los cuerpos de las mujeres”, aseguró.

Por su parte, Alberto Espinoza de la Asociación Xóchitl Acal, de Malpaisillo, municipio de León donde se encuentra las El Limón y Santa Pancha, explicó que “el desarrollo de los territorios no radica en la explotación minera… hemos tenido la oportunidad de escuchar y acompañar el clamor de hombre y mujeres de Mina Limón y comunidades ubicadas en el distrito minero, quienes se han opuesto a toda actividad minera de la empresa B2Gold, por su alto impacto ambiental, violentando el derecho fundamental al agua. Creemos firmemente que el desarrollo de los territorios no radica en la explotación minera”.

Productores y productores de la Dalia, El Cuá, Mina Limón, así como organizaciones civiles, ambientalistas, hicieron presencia para solidarizarse con la ciudadanía de Rancho Grande. La población organizada hizo sentir su voz con un No a la minería, No a la minería a cielo abierto. No permitirán que se explote el pulmón de las y los matagalpinos.

Las y los manifestantes denunciaron que con excepción del municipio de Sébaco, en Rancho Grande, Río Blanco, Matiguás, Muy Muy, San Ramón, Tuma - La Dalia, Esquipulas, San Dionisio, Matagalpa, Terrabona, Ciudad Darío y San Isidro, todos municipios del departamento de Matagalpa, existen solicitudes de concesión minera.

La marcha terminó con una feria informativa de las consecuencias de la minería, la presentación de un teatro y el canto de protesta de grupos musicales. “Oh mi lindo Rancho Grande como te ves de precioso, con las reservas que tiene en mi lindo cerro Grande. Por el amor que te tengo como me duele saber que un gran dragón se aproxima y te quiere demoler, pero como buenos hijos te vamos a defender…” se escuchaba.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa