EN VIVO

EN VIVO

Estados Unidos alerta sobre riesgos de viajar a Nicaragua debido al covid-19 y la violencia

Compartir:

El Departamento de Estado de Estados Unidos advirtió a sus ciudadanos sobre los riesgos de viajar a Nicaragua debido al covid-19, disturbios civiles, delitos y disponibilidad limitada de atención médica.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) emitieron una alerta de salud de nivel 4 para los viajes a Nicaragua debido al covid-19. De acuerdo con los CDC, las pruebas que cumplen con los estándares de ese organismo no están disponibles en Nicaragua o los resultados no siempre están disponibles dentro de los tres días posteriores a la prueba.

“Los viajeros sufrirían retrasos al intentar regresar a EE.UU. Desde el 26 de enero, todos los pasajeros aéreos de dos años o más deben presentar el resultado negativo de una prueba de covid-19 para ingresar al país”, dice el Departamento de Estado.

El Ministerio de Salud de Nicaragua reporta que, durante el período del 26 de enero al 02 de Febrero 2021, ha atendido y dado seguimiento a 46 nicaragüenses con COVID-19 confirmados. Nicaragua reporta un acumulado de 6253 casos de Covid y 169 muertes, según las autoridades de salud. No obstante, el Observatorio Ciudadano Covid-19 reporta 12,716 casos sospechosos y 2.947 fallecidos por neumonía o sospechas de Covid hasta el 27 de enero.

La Unidad Médica Nicaragüense es una de las organizaciones que ha demandado al régimen de Daniel Ortega la liberación de las pruebas de detección del virus para hospitales y laboratorios privados. Pero, el Ministerio de Salud centraliza la realización de estas pruebas.

La violencia política es otro de los factores de riesgo para viajar a Nicaragua, según la advertencia del Departamento de Estado. “En Nicaragua, policías uniformados armados y violentos o civiles que actúan como policías (parapoliciales) continúan atacando a cualquiera que se considere contrario al gobierno del presidente Ortega”.

El Departamento de Estado dice que “el gobierno y sus grupos armados afiliados detienen arbitrariamente a manifestantes a favor de la democracia, con denuncias creíbles de tortura y desapariciones”.  Este tipo de acciones son ejecutadas en contra de figuras de la oposición, el clero, personas defensoras de derechos humanos y periodistas, a quienes se les impide salir de Nicaragua por vía aérea o terrestre.

En Nicaragua la Policía mantiene prohibidas las manifestaciones desde septiembre de 2018, e incluso, ha irrumpido reuniones pacificas de opositores a quienes ha golpeado y expulsado de varios lugares. La policía también vigila y hostiga cualquier reunión realizada por grupos opositores.   

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa