EN VIVO

EN VIVO

Bryan Jordán Flores Chávez y Jairo Iván Pérez Castillo, sopechosos del femicidio,
Cortesía / Onda Local

Policía de Jalapa presenta a femicidas confesos de Katring López

Compartir:

En 2020 se registraron 71 femicidios en Nicaragua, cifras que superaron a los años 2019 y 2018, según Católicas por el Derecho a Decidir. Para Maryce Mejía, de la Red de Mujeres contra la Violencia, las mujeres se encuentran ante un estado indolente y que no ve como prioridad la vida de las mujeres. 

“Nos encontramos ante una situación que es parte de las expresiones de violencia contra las mujeres como son las desapariciones y que están relacionadas con otros tipos de violencia como son los femicidios, la violencia sexual, la explotación sexual-comercial”, señaló.

En lo que va del año, tres mujeres han sido asesinadas y en redes sociales circula constantemente los reportes de niñas y adolescentes desaparecidas. Katring Ninell López Martínez, fue reportada como desaparecida luego de que junto a sus primos y amigos celebrara su cumpleaños en Jalapa, el pasado 09 de enero, según sus familiares.

Una semana más tarde, la policía confirmó que su cadáver fue encontrado en el fondo de un sumidero, en la casa de uno de los sospechosos. Este 18 de enero, la policía de Jalapa presentó a dos sospechosos, Bryan Jordán Flores Chávez y Jairo Iván Pérez Castillo. 

El comisionado mayor Javier Martínez, jefe de la Policía de Jalapa, detalló que Bryan Flores Chávez confesó haber matado a Katring, con ayuda de Jairo Iván Pérez Castillo, de 20 años. “Amarraron y lanzaron su cuerpo al sumidero de la vivienda, utilizando mecates, pesas de concreto y piezas de vehículos”. El delito no fue tipificado como femicidio sino homicidio.

Escuche también: El femicida de El Portón

Un registro no oficial de la Red de Mujeres contra la Violencia, contabiliza entre tres y cuatro desapariciones de mujeres por semana y en ocasiones por día. “Esto es preocupante, porque muchas de estas adolescentes y niñas mujeres que desaparecen después son encontradas muertas, violadas, agredidas o con un sinnúmero de agresiones que, muchas veces, quedan en la impunidad”, dijo Maryce Mejía.

Agregó que nombrar un femicidio como homicidio, esconde la inseguridad y violencia que viven las mujeres en el país. “Como instituciones del Estado no hay ningún pronunciamiento sobre esto, más bien tratan de tapar los verdaderos delitos y no llaman las cosas por su nombre, esta es la violencia machista que existe y está latente contra las mujeres y las niñas”.

Bryan Jordan Flores Sánchez ya había estado preso, fue condenado a dos años y medio de prisión por violar a una adolescente en Jalapa. En ese momento, Flores cometió el delito cuando era menor de edad y su abogado defensor argumentó que tenía problemas de salud.

Bryan salió de la cárcel con medidas cautelares el 21 de junio del 2019, pero recibió un indulto otorgado por el régimen de Daniel Ortega junto a 67 presos comunes.

Maryce Mejía asegura que los indultos también son un motivo del poco acceso a la justicia, “las mujeres no están siendo bien atendidas en las Comisarías de la Mujer porque no les toman las denuncias y a esto se suma un sinnúmero de obstáculos que genera más inseguridad y mayor incertidumbre en las mujeres, cuando quieren acceder al sistema de justicia de este país”.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa