Presentación de informe violación a los derechos humanos 2020
Tania Hernández / Onda Local

Unidad Nacional presenta informe sobre violaciones a derechos humanos en 2020

Compartir:

La Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), presentó un informe sobre las violaciones a los derechos humanos en 2020.

“La Unidad Nacional denuncia ante la comunidad nacional e internacional, especialmente ante organismos de derechos humanos que el régimen mantiene un estado policial de facto, de violaciones diarias a los derechos ciudadanos y de falta total de libertades civiles, de organización y movilización, que amenazan cada día la vida e integridad física de la población nicaragüense”, señala el comunicado.

En su recuento, esta organización registra 120 presas y presos políticos, 110 detenidos de manera ilegal tras la insurrección de abril de 2018 y 10 antes de esta fecha.

Asimismo, contabiliza 71 femicidios, más de 2867 personas fallecidas a causa de la pandemia de la Covid-19, 112 muertes en el personal de salud y 52 en el personal docente a consecuencia de la pandemia, más de 50 ataques a la iglesia católica, ataques a la oposición, asesinatos a campesinos y abandono estatal a las comunidades en el Caribe de Nicaragua.

Además, reporta más de 943 ataques a la prensa independiente registrados entre julio y diciembre de 2020.

“Las intimidaciones, las amenazas, las judicializaciones ilegales, los robos de equipos, los registros sin orden judicial y las retenciones arbitrarias se han convertido en asuntos cotidianos para las y los periodistas independientes. Todo apunta a que se agudice el nivel represivo en 2021”, manifiesta.

Violeta Granera, integrante de la Unidad Nacional destacó que han estado trabajando de manera unificada para “salir de Ortega este 2021”

“Todos saben que la situación en Nicaragua es sumamente difícil, pero todos y todas debemos estar claros que nadie nos va a venir a salvar y que tenemos que salir de Ortega en este año 2021, y para eso, la unidad sigue firme fortaleciéndose y en una actitud de buscar la unidad lo más amplia posible con todos los sectores y organizaciones del país”, expresó Granera.

Por su parte, Guillermo Incer reitera que lo primero que debe cambiar para participar de un proceso electoral es visibilizar las condiciones en las cuales está trabajando la UNAB.

“Esperamos que los otros sectores del país como el sector empresarial, el gran capital y con la colaboración y acompañamiento a la iglesia católica y evangélica podamos ejercer presión en una misma dirección para liberar estas condiciones complementariamente a la presión internacional”, refirió Incer.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa