(Der) Represa de ciudad San Sebastián en Las Jagüitas - (Izq) )La Concordia, Jinotega.
Facebook/ Centro Humboldt

Reservas naturales fueron golpeadas por Iota

Compartir:

La Fundación del Río brindó un informe de los daños provocados en los territorios indígenas y áreas protegidas por el huracán Iota.  

“El recorrido del huracán Iota generó un impacto directo en al menos 23 territorios indígenas, los que albergan a un total de 294 comunidades, donde habitan unas 147,459 personas. Estos territorios indígenas están clasificados en seis territorios de la etnia Mayangna, 11 de la etnia Miskitu y tres conformados por ambas” según el reporte de Fundación del Río.

Muchos de estos territorios ya habían sido golpeados por el paso del huracán Eta de categoría 4, mismo que dejó desbordes de ríos, deslaves e inundaciones y que ahora son doblemente golpeadas. 

Un total de 15 Reservas Naturales, incluyendo la Reserva de Biósfera de Bosawás, un Parque Nacional y una Reserva Biológica Marina son las afectadas de acuerdo con el reporte preliminar de Fundación del Río. 

“En las áreas protegidas de la Costa Caribe Norte, se han identificado 17 áreas impactadas. Esto representa el 23% del total de áreas protegidas y unas 905,031 hectáreas de impacto, lo que representa el 29% de la superficie de las áreas protegidas del país”, destaca el reporte.

A esto se suman las pérdidas de cultivos y áreas de producción, arrastres de ecosistemas ribereños por crecidas de ríos e inundaciones, pérdidas y alteración de habitas de especies, muerte de fauna acuática por la poca oxigenación y alteración en los ciclos de floración y pérdida de frutos que sirven de alimentación a la fauna.

Los remanentes del huracán Iota ocasionaron estragos en territorio nacional dejando muerte, inundación y destrucción en diferentes puntos del país.

Hasta la medianoche de ayer Rosario Murillo, vocera y vicepresidente de Nicaragua contabilizaba personas fallecidas en Jinotega y Carazo, así como 72,914 personas albergadas, 35 municipios incomunicados por inundaciones, casas destruidas y más de 12 ríos desbordados.

Tras el paso del huracán Iota, el peligro aun es latente debido a que los suelos se encuentran saturados y las probabilidades de derrumbes son un riesgo.

El departamento de Rivas acumuló 190.5 milímetros, según datos de la Red de Observación Climática Comunitaria (ROOC), cuando usualmente la norma histórica para noviembre es de 95.5 mm.

Managua no fue la excepción, diferentes puntos de la capital se vieron afectadas por el desborde de cauces, manjoles saturados, casas inundadas a causa de las lluvias provocadas por Iota en el territorio nacional.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa