Observatorio Ciudadano denuncia que no se han tomado las medidas de prevención ante el COVID

Observatorio Ciudadano urge al régimen de Daniel Ortega atender daños ocasionados por los huracanes Iota y ETA

Compartir:

El Observatorio Ciudadano de COVID-19 en Nicaragua ha hecho un llamado urgente al gobierno de Nicaragua a tomar medidas efectivas para enfrentar los daños ocasionados por los huracanes Iota y ETA, teniendo en cuenta que el coronavirus sigue presente en Nicaragua.

“Hacemos un llamado a la comunidad internacional, a los medios de comunicación y a la ciudadanía en general a que exijamos al gobierno las medidas pertinentes para evitar que empeore la crisis sanitaria en el país”, señala el comunicado del Observatorio Ciudadano COVID-19.

El Observatorio ha dado seguimiento a la situación de Nicaragua desde el Huracán ETA y manifestó su preocupación ante la ausencia de medidas para revenir la COVID-19 durante las evacuaciones y en los albergues.

“Hacemos un llamado al gobierno de Nicaragua a que las irregularidades reportadas durante la atención de ETA no se repitan ante esta nueva emergencia, como fue el bloqueo de ayuda humanitaria, el proselitismo político en las unidades de salud y la ausencia de alimentos y otros insumos en los albergues”, indica.

El Observatorio exhortó al régimen adoptar todas las medidas de prevención de COVID-19 y de otras enfermedades infectocontagiosas. De igual manera, demandó a las autoridades garantizar el abastecimiento de equipos de protección personal; en especial de mascarillas, promover el distanciamiento físico, y de no ser posible a nivel individual, al menos entre familias; permitir la entrada inmediata de una misión de la Organización Panamericana de la Salud para evaluar la situación sanitaria.

Además, llama a realizar pruebas masivas de COVID-19 en la Costa Caribe para conocer brotes de transmisión. “Es urgente aislar a las personas con prueba positiva para evitar un rebrote fatal en la zona”, señala.

El Observatorio llama a garantizar el agua potable y alimentación de manera urgente en todas las zonas afectadas, así como asegurar la atención médica en albergues y atención primaria.

“Las inundaciones y las lluvias continuas incrementan los riesgos para el desarrollo de enfermedades infecciosas, además de la epidemia actual, como son la leptospirosis, dengue, diarrea y malaria, esta última nos preocupa de sobre manera debido al brote que existe en la Costa Caribe Norte, según informó el MINSA”, señala el Observatorio.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa