Régimen Ortega Murillo aprobó en primera legislatura "castigar" con cadena perpetua

Compartir:

Con 70 votos a favor la bancada Sandinista aprobó el pasado martes 10 de noviembre la reforma del artículo 37 de la Constitución Política de Nicaragua, para imponer la pena de cadena perpetua por “crímenes de odio”.

El artículo 37 reformado, establece lo siguiente:

“La pena no trasciende de la persona del condenado. No se impondrá pena o penas que aisladamente o en conjunto dure más de 30 años. Excepcionalmente se impondrá la pena de prisión perpetua revisable para la persona condenada por delitos graves, cuando concurran circunstancias de odio, crueles, degradantes, humillantes e inhumanas que por su impacto causen conmoción, rechazo, indignación y repugnancia en la comunidad nacional. La ley de la materia determinará y regulará su aplicación”.

Cabe destacar que el proceso para reformar artículos de la Constitución requiere la aprobación en dos instancias. Por el momento la reforma del artículo 37 se ha aprobado en primera legislatura, lo cual significa que esta aún no puede ser aplicada, sin embargo, la ratificación de dicha reforma estaría prevista para el mes de enero de 2021, cuando la Asamblea Nacional inaugure un nuevo periodo legislativo.

Para Alexa Zamora, miembro del Consejo Político de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), este “paquetazo” lo que busca es callar no solo a la oposición, sino que también a cualquier ciudadano que pretenda hacer legitimo uso de su derecho de sentir y de criticar la gestión gubernamental.

“Esta se asocia directamente con la Ley de Ciberdelito, está tiene un acápite especifico que habla acerca de la promoción de los discursos de odio en redes sociales o en medios de comunicación. En un país medianamente democrático y respetuoso de los derechos humanos esto seria una herramienta que los defensores de derechos humanos tendrían para poder perseguir los discursos como los que podés encontrar en la página del gobierno donde no solo se atenta con la dignidad de las personas sino donde también hay amenazas directas” exteriorizó Alexa.

Zamora, también manifestó su preocupación por la falta de información acerca de “quién en este país está facultado o quién es el que tiene la potestad de discernir o de dictaminar que constituye un discurso de odio”.

“Si vos escuchas un discurso de la señora Murillo, todos los días a mediodía tiene un sin número de epítetos, de descalificaciones y demás hacia los opositores, desde puchitos, delincuentes, etc. Eso podría clasificarse como un discurso de odio” enfatizó Alexa Zamora al ser consultada por Onda Local.

Política de represión en Nicaragua a través de leyes

En los últimos dos meses el régimen Ortega-Murillo ha aprobado leyes que atentan contra la libertad de expresión, entre las que destacan la aprobación de la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros y la Ley Especial de Ciberdelitos.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) a través de un comunicado advirtió a los diputados Orteguistas que “tienen la oportunidad de rectificar en la próxima legislatura”.

“Cenidh advierte a los diputados orteguistas que tienen la oportunidad de rectificar en la próxima legislatura y exige al régimen Ortega Murillo el cese de estas modalidades de represión revestidas de supuesta legalidad” reza el comunicado de prensa del Cenidh.

La doctora Vilma Núñez, presidenta del Cenidh manifiesta que la ley no llena los requisitos para una reforma Constitucional.  “Ni si quiera para impulsar una reforma legal donde existe un procedimiento para la aprobación de la ley que incluye una consulta previa, una consulta que esta establecida en el proceso de formación de las leyes y que no la pueden sustituir de ninguna manera, en segundo lugar es una vergüenza porque con la reforma dejaron completamente vigente que la pena máxima en Nicaragua es de 30 años pero después dice que excepcionalmente se puede ejercer la prisión preventiva revisable, ese lenguaje ni siquiera es jurídico”

Asimismo, el Cenidh hizo el llamado a las y los nicaragüenses a “no dejarse intimidar y fortalecer la lucha en la defensa por sus derechos humanos hasta conseguir la justicia y la democracia en Nicaragua”.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa