En los albergues casi no hay comida, sábanas, colchones y alimentos
Twitter / Maynor Salazar

SOS en la Costa Caribe Norte, urge ayuda humanitaria

Compartir:

Los daños ocasionados por el huracán ETA en la Costa Caribe Norte de Nicaragua, no han sido cuantificados en su totalidad. Las evaluaciones preliminares dan cuenta que el huracán está dejando a su paso techos, árboles y tendido eléctrico caídos, ríos desbordados e inundaciones. En el municipio de Bonanza se reporta la muerte de dos mineros artesanales, quienes quedaron soterrados por un deslizamiento de tierra.

El balance presentado por la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, indica que la respuesta de las autoridades nicaragüenses ha sido organizada, lo cual ha permitido proteger la vida de miles de familias en la zona de impacto de ETA.

Murillo “agradeció a Dios” porque, según su balance, el huracán ETA no ha sido tan catastrófico en términos de daños materiales como se esperaba. “Todo esto tiene que ver con la preparación, con todos los ejercicios preventivos, con la organización y con esa buena voluntad que sentimos entre los hogares y las familias”, dijo.

La declaración de Rosario Murillo se dio horas antes de que el ojo del huracán ETA tocara tierra al sur de Puerto Cabezas.

Murillo señala que, 30 mil personas permanecen ubicadas en 48 albergues entre iglesias, casas solidarias, escuelas e instituciones, donde han permanecido acompañadas por más de 6 mil brigadistas.  

Murillo señaló que las familias nicaragüenses se han dejado guiar por las autoridades, pero a medida que pasan las horas, los relatos de las personas afectadas manifiestan que decidieron auto evacuarse.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) conoció que comunidades cercanas a Bilwi no sabían de la llegada del huracán, y al enterarse por medio de la radio, decidieron auto evacuarse. Esto también ha sido confirmado por periodistas independientes que también tuvieron que refugiarse.

El CENIDH se mostró preocupado por las pésimas condiciones en las que se encuentran las personas que tuvieron que auto evacuarse y las que fueron sacadas por las autoridades. En estos albergues, las personas empiezan a notar la ausencia de la respuesta del régimen. No hay comida, sábanas, colchones y alimentos. Tampoco hay mucho espacio. 

Organizaciones y ciudadanía llaman a solidarizarse con las personas afectadas por el huracán ETA

La respuesta de la ciudadanía y de las organizaciones no se ha hecho esperar. A través de las redes sociales han hecho un llamado a solidarizarse con las personas afectadas por el huracán ETA, principalmente con quienes se encuentran en los albergues de Bilwi, Waspán, Siuna, Rosita y Bonanza.

Comida enlatada, leche en polvo, agua embotellada, café, azúcar, avena, galletas, son parte de los donativos solicitados. También, linternas con baterías, botiquines de primeros auxilios, alcohol, algodón, gasa, vendas adhesivas, jabón, ropa, sabanas, abrigos, colchones, entre otros.

En el municipio de Bonanza, han llamado a la población a sumarse como voluntaria para recolectar insumos de primera necesidad, así como medicamentos para ayudar a las personas afectadas por el huracán, y que se encuentren en los albergues del municipio.

La Unidad Nacional Azul y Blanco, en su cuenta de Facebook, hizo un llamado a solidarizarse con insumos básicos.

Por su parte, la Diócesis de Siuna y Cáritas Nicaragua llaman a depositar tu donativo a las siguientes cuentas.

El último reporte del Centro Nacional de Huracanes indica que el huracán ETA se ha degradado a categoría 2, pero sigue siendo peligroso. Se ubica en el interior de Nicaragua, a 40 kilómetros al suroeste de Puerto Cabezas y a 70 kilómetros al estesureste de Rosita, con vientos máximos sostenidos de 175 km/h y con un movimiento actual de 7 km/h, se espera que siga bajando su intensidad hasta degradarse a tormenta tropical, y luego, a depresión tropical.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa