Un perro es rescatado en el Río Aguán, por el Cuerpo de Bomberos de Honduras
Cortesía / Onda Local

Las mascotas también deben ser salvadas

Compartir:

El huracán ETA, catalogado como extremadamente peligroso, por las marejadas, tormentas y vientos catastróficos, no sólo está afectando a la ciudadanía del Caribe Nicaragüense, la vida de los animales también está en peligro.

Ilse María Díaz, es ingeniera agrónoma y directora de la Organización Nicaragüense Ambiental, asegura que, si bien la prioridad ante el impacto de huracán es resguardar la vida humana, también es importante salvar a los animales. “Llevarlos a los lugares que son evacuados sería de mucha ayuda. Incluso sino los dejan entrar en escuelas, hospitales e iglesias pueden dejarlos en una zona más segura, por lo menos para que ellos puedan valerse por sí solos”.

Díaz cuenta que conoce situaciones en que las personas dejan amarrados a perros para que cuiden la casa, en otros casos los dejan encerrados, sin opciones para sobrevivir. “Muchos animales después de huracanes son encontrados amarrados ahogados. Queremos que haya un poco más de empatía hacia los animales, lastimosamente no hay una institución que se haga cargo de salvaguardarlos, por lo menos que los suelten y que ellos puedan buscar lugares más seguros”.

Los animales son igual de vulnerables que las personas. Gallinas, perros, cerdos, vacas, caballos y loras, son algunos de los animales que la personas acostumbran tener en casa.

Maynor Rueda, médico veterinario explica que en épocas lluviosas una de las afectaciones respiratorias son las más frecuentes. “Empieza lo que son las infecciones secundarias, en este caso tenemos las infecciones en las vías respiratorias altas, las infecciones respiratorias bajas que ya es las afectaciones a los pulmones”.

El especialista advierte que, si una mascota no tiene al día sus vacunas, vitaminas y buena desparasitación, el sistema inmunológico no va estar preparado, para esos cambios de temperatura e infecciones.

A lo mencionado por Rueda se suman las infecciones a nivel de piel por la humedad.  “El hongo y las bacterias se aprovechan. También está la hipotermia por el viento y la humedad y la más peligrosa, es por inmersión un animalito que se ahoga porque la mayoría de la gente evacúa y se olvidan de los animalalitos”, refiere Rueda.

Si ve un gato, perro u otro animal bajo la lluvia, resguárdelo mientras pasa el peligro.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa