Universitarios demandan libertad para presas y presos políticos durante plantón cívico en la UCA, febrero 2020
Duyerling Ríos / Onda Local

Familiares de presas y presos políticos demandan a comunidad internacional no más tregua para Daniel Ortega

Compartir:

Familiares de presas y presos políticos solicitaron a la Organización de Estados Americanos (OEA) “no más tregua” para la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo; a la que calificaron como perpetradora de crímenes de lesa humanidad en contra del pueblo de Nicaragua. “Seguimos exigiendo la liberación total e incondicional de todos los presos y presas políticas antes del 15 de noviembre del 2020; y que Ortega cumpla los acuerdos firmados en la Mesa de Negociación en marzo del 2019”, señalaron.

Hasta la fecha, se contabilizan 113 presas y presos políticos. En las últimas semanas se conoció que como forma de protesta para su pronta liberación, al menos tres presos políticos decidieron zurcirse la boca y 53 del sistema penitenciario de Managua y Waswalí se sumaron a una huelga de hambre indefinida.

Durante una conferencia de prensa, este 15 de octubre, la Mesa de Trabajo por las y los Presos Políticos, Libertad y Justicia, conformada por organizaciones de familiares de presos políticos, destacaron que llevan 16 días denunciando la desesperación de las familias ante la huelga de hambre iniciada por presas y presos políticos desde el pasado miércoles 30 de septiembre del 2020.

Lo familiares explicaron que en las cárceles de la dictadura continúan las torturas, tratos crueles e inhumanos, enfermedades debido a las condiciones precarias de sanidad y la pandemia de la COVID-19. “Denunciamos el endurecimiento de la represión mediante la promulgación de leyes inconstitucionales que sepultan aún más el Estado de Derecho en Nicaragua. Esto sólo evidencia el miedo y la desesperación de la dictadura ante su cada vez mayor aislamiento en el plano internacional, y el rechazo del pueblo a sus políticas de muerte, secuestros y miedo”, agregaron. 

Rodrigo Navarrete, tío del preso político, Jaime Navarrete, aseguró que los tres presos que se zurcieron la boca aún están detenidos en celdas de máxima seguridad, “es el castigo más fuerte que se pone en el sistema penitenciario, están aislados, no les permiten la alimentación que llevan sus familiares y persisten las torturas sicológicas contra ellos”.

La esposa del preso político, Néstor Eduardo Montealto Núñez, explicó que a Néstor le obligaron a quitarse los puntos que se había hecho en la boca, “fue uno de los que se zurció la boca y está apoyando la huelga de hambre; desde que lo obligaron a quitarse esos puntos y se opuso, los trasladaron a la galería 300, la de máxima seguridad”.

La esposa de Néstor aseguró que desde su traslado no lo ha visto y el pasado lunes cuando fue a dejarle la paquetería no tiene la certeza si la recibió; “no sé si le llegó, en qué condiciones está, no sé nada de él desde que lo trasladaron a la máxima, él está ahí y me están negando la entrada, no me quieren dar visita, no sé por qué, no sé si es que está golpeado”, destacó. 

Por su parte, la esposa del preso político José Alcides Zeledón Úbeda de Jinotega manifestó el estado crítico en el que se encuentra José, también denundió que le habían dado una orden de libertad, pero luego fuere revocada. “Mi marido está enfermo de Covid-19, un hombre de 56 años, con padecimientos crónicos en los riñones, internado desde hace más de 10 meses en una celda de seguridad, sin ninguna justificación…la situación de ellos es realmente difícil y someterse a una huelga de hambre en estas condiciones está exponiendo mucho más su integridad física, su salud y su vida, porque no sólo es el daño que ellos pueden percibir al exponerse, al no ingerir sus alimentos, sino también las represalias que los funcionarios de los sistemas penitenciarios están ejecutando en contra de ellos”, señaló.

Entre las demandas de los familiares, también está el reconocimiento que Nicaragua vive en dictadura y que no existe legitimidad en el gobierno de Ortega-Murillo. “Exigimos que todas las libertades constitucionales sean restituidas y que nuestro país goce de una libertad de derecho reconocida en la comunidad internacional”.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa