Policía en las afueras de el Movimiento María Elena Cuadra
Oscar Navarrete / La Prensa

Policía Orteguista asedia Movimiento Maria Elena Cuadra

Compartir:

Este viernes 25 de septiembre, la policía orteguista bloqueó el acceso a las oficinas del Movimiento de Mujeres Trabajadoras y Desempleadas María Elena Cuadra (MEC), al menos una patrulla y más de cuatro oficiales se apostaron en las afueras del sitio y no permitían el ingreso del personal. Dentro del lugar únicamente se encontraba el guarda de seguridad.

Sandra Ramos, representante del MEC se hizo presente al lugar y aunque solicitaba respuestas de la Policía, estos hicieron caso omiso a sus preguntas. Ramos, indicó que, desde horas tempranas de este 25 de septiembre, se encontraban recibiendo una capacitación fuera del local y que al volver no dejaban ingresar a las trabajadoras, “cierran el derecho de no dejarnos entrar, quieren a la administradora, aquí estoy yo, yo soy la administradora, soy la representante legal”.

Ramos, explicó que esta institución siempre ha sido amenazada y víctima de la represión del régimen, aseguró que este tipo de acciones violentan los derechos a la libertad de organización, al trabajo y el ejercicio de defender derechos; “nosotras somos defensoras de las mujeres más humildes y de todas las mujeres que sufren violencia intrafamiliar y cualquier violencia en este país, las hemos defendido y si es porque acuerpamos a las madres de presos políticos con mucho orgullo las hemos acuerpado, porque son mujeres agredidas por la institución gubernamental”, destacó Ramos.

La feminista aseguró no tener miedo y que la labor desarrollada por el MEC desde hace 25 años es más que sólo un local, “el María Elena Cuadra es más que esas paredes, el María Elena Cuadra somos nosotras, somos las mujeres pobres de este país…es un espíritu de lucha, es un espíritu de defensa por los derechos humanos de las mujeres nicaragüenses”, manifestó.

El asesor legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) Pablo Cuevas, destacó que el MEC, es una organización que ha hecho historia en este país y que ha defendido derechos de las mujeres en el país y que debería de gozar de la protección de las autoridades, “organizaciones como estas son apoyados por las autoridades para que hagan ciudadanía, para que fortalezcan el sistema democrático de nuestro país, pero eso es una utopía, las autoridades hacen todo lo que está en sus manos para obstaculizar el derecho de los defensores y defensoras de derechos humanos”, señaló Cuevas.

Por su parte, Sandra Ramos agregó que llevarían esta denuncia ante organismos internacionales, “ya llamamos a la CIDH, ya hemos llamado al Alto Comisionado de las Naciones Unidas, porque es lo único que nos queda ante esta arbitrariedad…el María Elena Cuadra sigue funcionando, nacimos sin un peso, éramos todas voluntarias defendiendo derecho de las mujeres y así vamos a seguir”.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa