Sandra Ramos, directora del Movimiento María Elena Cuadra
David Quintana

Obreras de las maquilas capacitadas en negociación y resolución de conflicto

Compartir:

El Movimiento de Mujeres María Elena Cuadra (MEC), en coordinación con la Universidad Centroamericana (UCA), clausuró el diplomado sobre Técnicas de Negociación y Mediación de Conflicto, este 29 de agosto de 2020, en el que participaron 60 obreras de las maquilas y mujeres líderes de los grupos de autoayuda procedentes de Managua, Tipitapa, Ciudad Sandino y Mateare. 

“El liderazgo se prepara y se va formando. Formar líderes es un proceso no es un decreto. Para eso es la formación, para que la lideresa vaya adquiriendo conocimiento y potenciando sus capacidades para contribuir a mejorar los estándares y la calidad de la demanda de nuestros derechos”, dijo Ramos.

Para Ramos, la importancia de este diplomado radica en que la sociedad nicaragüense está y seguirá polarizada, es por lo que formar a obreras y mujeres líderes de los barrios en técnicas de Negociación, Mediación y Resolución Alternas de Conflictos, permitirá que sus conflictos interpersonales o los que se generen sean aminorados o resueltos.

Durante 15 años, el MEC ha desarrollado diplomados sobre métodos alternos de resolución de conflictos para fortalecer el liderazgo de las trabajadoras. Asimismo, dotar a las participantes de herramientas y espacios reflexivos para el auto cuido emocional en los contextos de defense de sus derechos laborales, que frecuentemente son violados por los empleadores.

La Negociación y la Mediación son instrumentos que permiten abordar diferentes conflictos que afectan las relaciones laborales o interpersonales para reconstruir relaciones y orientarlas por vías que profundicen valores como la solidaridad, el respeto, la dignidad humana y el entendimiento. Fortalecen las capacidades y habilidades de las lideresas para disminuir las brechas de desigualdad y transformar situaciones que bloquean el desarrollo y la participación plena de la mujer en la sociedad.

En Nicaragua, la única oposición es el pueblo

Sandra Ramos, también se refirió a la crisis de la oposición nicaragüense que no ha logrado estar a la altura de las demandas del pueblo nicaragüense.

“Este pueblo lo que necesita es esperanza. Para mí es inconcebible, no le encuentro lógica, no le encuentro ni principio ni fin, a las discusiones estériles que tienen cuando hay 14 mil mujeres lanzadas a la desocupación y nadie se ha pronunciado por esas mujeres, cuando hay un alto número de mujeres muertas por femicidio. Donde está la oposición diciendo esta boca es mía, aquí no hay oposición, aquí se está construyendo un proceso, aquí la única oposición que hay es el pueblo de Nicaragua que quiere cambio y que quiere cambio de raíz porque ya no aguanta la pobreza en la que estamos viviendo y a la que nos han sometido”, aseguró. 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa