El atentado contra la Capilla de la Sangre de Cristo en la Catedral Metropolitana de Managua
Cortesía / Onda Local

Movimientos juveniles y estudiantiles demandan investigación imparcial por el atentado en Catedral

Compartir:

El atentado contra la Capilla de la Sangre de Cristo en la Catedral Metropolitana de Managua le dio la vuelta al mundo, después de darse a conocer que la histórica imagen de la Sangre de Cristo quedara calcinada luego de que un sujeto arrojara una bomba al lugar, según denunciaron testigos del hecho. Sin embargo, este 08 de agosto la policía emitió un último informe en donde aseguró que el incendio no fue intencional y descartaron acción criminal

Según el informe de la policía, el incendio se debió por la acumulación de vapores de alcohol dentro del templo mezclados con el aire caliente, “dado la presencia de vapores de alcohol, que se combinaron con la llama de una veladora que era encendida todos los días a partir de las 7 de la mañana y se apagaba a las una de la tarde, además de materiales de fácil combustión”, agregan.  Ante esta versión el Cardenal Leopoldo Brenes dio a conocer desde el pasado viernes que dentro de la cúpula no existían ni veladoras, ni cortinas cerca de la imagen.

Lea también: Denuncian atentado en la Catedral de Managua: ¡La Sangre de Cristo!

La versión de la policía asegura que los vapores del alcohol isopropílico con concentración del 96 %, que estaba dentro de la capilla, ascendieron al techo del templo llevados por las corrientes de aire que al mezclarse con el aire caliente (Temperatura de 36.1 °C), produjeron el fuego. “El fuego producido se propagó en el ambiente, incendiando las alfombras, vestimenta de la Sangre de Cristo, cúpula de plástico. Todos estos materiales susceptibles a la combustión, además de la veladora encendida ubicada a una distancia de 70 centímetros de la cúpula de plástico que protegía la Sangre de Cristo”, explicó la Policía.

Ante estos resultados los movimientos juveniles y estudiantiles emergentes en abril, emitieron un posicionamiento en el que demandan una investigación que cuente con expertos en la materia, “creemos que estos son actos de persecución, de hostigamiento contra la comunidad católica de este país…sobre todo contra una conferencia episcopal que se ha puesto al lado de la población nicaragüense en la lucha que llevamos desde abril para salir de la dictadura”, aseguró Jasson Salazar.

Lea también: CPDH: "tan cobarde y crueles que atacan sin misericordia"

Salazar explicó que la dictadura quiere cercenar a la iglesia católica y está violentando la libertad de culto, “demandamos el cese al hostigamiento, a la persecución y que realmente haya un proceso en el cual se cuente la verdad”, manifestó.

En el comunicado, denunciaron los sucesos que en las últimas semanas ha vivido la Iglesia Católica “ha sufrido junto a la ciudadanía nicaragüense la cobardía de un régimen asesino y enemigo de la verdad; dejando en evidencia una vez más que en nuestro país existe la persecución religiosa, se castigan inocentes y se avasallan Ios derechos y garantías civiles y políticas donde impera el asedio”, señalan.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa