Imagen calcinada de la Sangre de Cristo en la Catedral Metropolitana de Managua
Cortesía / Onda Local

Denuncian atentado en la Catedral de Managua: ¡La Sangre de Cristo!

Compartir:

La cúpula donde se encontraba la Capilla de la Sangre de Cristo en Catedral Metropolitana de Managua quedó calcinada, luego de que un sujeto desconocido arrojara una bomba al lugar, en este se albergaba la histórica imagen de la Sangre de Cristo y se encontraba expuesto el Santísimo en su sagrario.

Alba Ramírez, testiga de los hechos, describe a un joven delgado, tamaño promedio y moreno, encapuchado con una camisa celeste que ingresó a las instalaciones de la Catedral, feligreses que se encontraban dentro, lo miraron sospechoso, por lo que le preguntaron hacia donde se dirigía, este respondió “Vengo a la Sangre de Cristo”.

Explican que la cúpula donde se encontraba la imagen siempre se mantenía abierta para quienes deseaban visitarla u orar, por lo que le indicaron donde debía ir, sin embargo, notaron que la persona portaba algo en las manos y al pasar los minutos vieron que los trabajadores de Catedral estaban corriendo, “…ya no pudimos hacer nada, las llamas habían invadido el lugar”, manifestó Ramírez.

Lea también: Cenidh condena "actos criminales" en La Trinidad, Estelí

En el momento de los hechos, dentro de la capilla se encontraba una señora que labora dentro del lugar, ella asegura que miró cuando el joven solo entró, sacó algo que llevaba y lo lanzó, mientras que otro señor que se encontraba orando le advirtió “salgamos, tiraron una bomba”. Manifiestan que no escucharon explosión alguna y cuando salieron corriendo tras el autor de los hechos este se tiró los muros, en los minutos siguientes llamaron a los bomberos, para que sofocaran las llamas, pero estos tardaron en asistir.

Hasta el momento, la Policía Orteguista no ha brindado ningún dictamen sobre las causas del incendio, sin embargo, Rosario Murillo en su acostumbrado discurso de mediodía, aseguró que las veladoras encendidas entorno al lugar fueron las que provocaron el siniestro.

“Lamentablemente no entendemos las personas que las veladoras hay que ponerlas a cierta distancia de las imágenes, para que no se produzcan eventos como este y que procuremos siempre cuidar nuestros patrimonios culturales, la Sangre de Cristo es un patrimonio cultural religioso de fe, de confianza en Dios, de esperanza...”, resaltó Murillo.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua, describió este hecho como un acto de sacrilegio y profanación totalmente condenable. Al respecto, el Cardenal Leopoldo Brenes asegura que este fue un acto planificado y desmintió la versión de Murillo, al afirmar que no existían ni veladoras, ni cortinas cerca de la imagen de la Sangre de Cristo.

“No hay ninguna vela y tampoco tenemos cortinas, nuestra capilla no tiene cortinas y no tiene veladoras, estos son actos de terrorismo, una bomba de gran poder, la imagen quedó calcinada, hemos derramado muchas lágrimas porque esta imagen para nosotros significa mucho y también para el pueblo católico y el pueblo devoto de la Sangre de Cristo”, agregó Brenes.

Por su parte Vilma Núñez, defensora Derechos Humanos, aseguró que la libertad de culto es un derecho humano y que es inaceptable lo que está pasando desde hace varios días en las iglesias católicas. “…si las autoridades no proceden de inmediato, vamos a suponer que ellos están involucrados en estos actos, vamos a suponer que es una orden gubernamental si la policía no investiga a profundidad y encuentra a los criminales”, agregó Nuñez.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa